HOMICIDIO Y CONSPIRACIóN

Nuevos arrestos en el Reino Unido relacionados con los 39 cadáveres hallados en un camión

El vehícula había llegado este miércoles a Purfleet, en el estuario del río Támesis, en un ferr

La policía británica anunció este viernes 25 de octubre el arresto de un hombre y una mujer, sospechosos de homicidio, dentro de la investigación de la muerte de 39 personas, encontradas este miércoles en un camión, a 30 kilómetros de Londres.

+info

Descubren 39 cadáveres en un camión en Reino Unido

Al mismo tiempo, los investigadores se preparaban para iniciar las primeras autopsias de los cuerpos, ocho mujeres y 31 hombres de nacionalidad china, según la prensa británica. Sin embargo, la embajada de China en el Reino Unido subrayó el viernes que la policía británica no ha confirmado oficialmente la procedencia de los muertos.

Los dos detenidos del viernes tienen 38 años y son oriundos de Warrington, al norte de Inglaterra. Son sospechosos de homicidio y conspiración para tráfico de personas, según la policía.

Desde el miércoles, permanece arrestado además el conductor del camión, un joven de 25 años de Irlanda del Norte.

Los cadáveres fueron trasladados a un hospital cercano y las autopsias intentarán aclarar la identidad de las víctimas y cómo murieron.

El remolque había llegado el miércoles a Purfleet, en el estuario del río Támesis, en un ferry desde el puerto belga de Zeebrugge. El camión que recogió el remolque salió del puerto 35 minutos antes de la llamada.

“El proceso de identificación de víctimas probablemente tome algún tiempo”, precisaron portavoces de la policía de Essex. “Será una parte laboriosa pero crucial de la investigación”, agregaron.

Los detectives también han realizado registros en tres lugares diferentes de Irlanda del Norte.

Esta investigación es la más importante llevada a cabo en Gran Bretaña desde los atentados suicidas de 2005 en Londres. El primer ministro Boris Johnson describió el descubrimiento del miércoles como una “tragedia inimaginable”.

Varias preguntas siguen sin respuesta como cuándo entraron las víctimas en el remolque refrigerado, donde las temperaturas pueden descender hasta -25 grados centígrados. El cruce a Purfleet desde Zeebrugge, uno de los puertos para cargas en camiones más transitados del mundo, tarda entre nueve y 12 horas.

Los investigadores belgas también intentan aclarar de dónde venía el remolque antes de llegar al puerto belga.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL