DERECHOS HUMANOS

ONU ve fallas en el sistema de protección a periodistas y activistas en México

ONU ve fallas en el sistema de protección a periodistas y activistas en México
México lanzó el mecanismo en 2012 como respuesta a una ola de asesinatos.

El mecanismo de protección a periodistas y defensores de derechos humanos en México afronta falta de personal, de recursos económicos y no da seguimiento adecuado a las personas en riesgo, advirtió este lunes 26 de agosto la ONU.

México lanzó el mecanismo gubernamental en 2012 como respuesta a una ola de asesinatos de periodistas y activistas. Azotado por los efectos de una violenta lucha militarizada contra el narcotráfico, el país es considerado uno de los más riesgosos para la prensa, con más de 100 comunicadores asesinados desde 2010.

La oficina de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU realizó una revisión del mecanismo de protección a solicitud de la Secretaría de Gobernación (Interior), la cual lo coordina.

En sus conclusiones, el informe destaca que 62 de los beneficiarios reconocieron que “la protección brindada por el mecanismo es el motivo por el cual siguen vivas”.

Sin embargo, advierte que se siguen presentando carencias a nivel de recursos humanos y económicos, pues trabaja con las mismas 36 personas que tenía desde 2014, mientras que desde entonces la demanda de personas protegidas aumentó 236% y se proyecta que siga creciendo.

Gobernación espera que este año “estará protegiendo mil 131 personas y que el gasto asociado será de 325 millones de pesos (unos 16 millones de dólares)”.

Sin embargo, el presupuesto asignado para 2019 fue de 207.6 millones de pesos (unos 10 millones de dólares), correspondiente al 64% del gasto previsto e inferior a lo ejercido en 2018 y 2017”, sostiene el informe.

“El mecanismo continúa conformando una respuesta insuficiente por distintas razones, algunas de las cuales persisten desde su creación”, dijo Jan Jarab, representante del Alto Comisionado en rueda de prensa en la que se presentó el informe.

Durante la presentación hubo protestas de algunos activistas que mostraron reclamos en pancartas.

“Pedimos que nos escuchen, que nos vean, pero no nada más cuando estemos muertos”, dijo de su lado Angel Flores, defensor de derechos humanos.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL