LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Policía de Nicaragua mantiene asedio a televisora independiente

Policía de Nicaragua mantiene asedio a televisora independiente
Policías custodian sede del Canal 12.

La policía nicaragüense mantuvo este viernes 25 de enero un asedio a las instalaciones del privado Canal 12 de televisión, Nicavisión, en medio de la creciente presión contra la prensa independiente por parte del gobierno de Daniel Ortega.

“Sigue el asedio” al Canal 12, denunció en Twitter el periodista Wilmer Benavidas, de la televisora, quien dijo que al llegar este viernes a su trabajo fue retenido por un oficial.

“Me pidieron nuevamente identificación, preguntaron mis funciones en el canal y colocaron conos y reductores de velocidad frente a las instalaciones2 de la televisora, dijo el comunicador.

El jueves, varios policías se apostaron frente al canal y requisaron a todo el personal que entraba al edificio, principalmente a los hombres.

“No sabemos por qué están ahí. Creemos que puede pasar lo mismo que a 100% Noticias, el actuar es similar, pero hasta ahora no hay una versión oficial de la policía”, dijo Benavides a la AFP.

En diciembre, la policía ocupó y clausuró el canal privado 100% Noticias, que lideró el año pasado la cobertura de las protestas contra el gobierno de Ortega, y luego encarceló a su director, Miguel Mora, y a su directora de prensa, Lucía Pineda.

También allanó en diciembre las instalaciones del diario digital Confidencial, cuyo director Carlos Fernando Chamorro se asiló en Costa Rica por "amenazas extremas" en su contra.

En Canal 12 “hay temor que pase lo mismo, que nos quedemos sin trabajo o nos lleven detenidos”, declaró el periodista.

Canal 12, fundado en 1993, es uno de los pocos canales independientes que continúan operando en Nicaragua, donde los medios están controlados en su mayoría por el oficialismo.

El secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Pablo Abrao, condenó el jueves en Twitter el asedio a Canal 12 y llamó al Estado de Nicaragua a “desistir el hostigamiento a los trabajadores de prensa”.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL