Presidente revoca reforma de seguridad social

Al menos 28 muertos, saqueos, incendios y represión en protestas contra el gobierno en Nicaragua

Temas:

Uno de los supermercados saqueados en la ciudad de Managua. Uno de los supermercados saqueados en la ciudad de Managua.

Uno de los supermercados saqueados en la ciudad de Managua. Foto por: AFP/Inti Ocon

Estudiantes se enfrentaron a miembros de la Policía, este sábado 21, cuarto día de las protestas. Estudiantes se enfrentaron a miembros de la Policía, este sábado 21, cuarto día de las protestas.

Estudiantes se enfrentaron a miembros de la Policía, este sábado 21, cuarto día de las protestas. Foto por: AFP/Inti Ocon

Familiares, amigos y compañeros de colegio asisten al sepelio del joven Álvaro Conrado, una de las víctimas fatales de la jornada de protestas violentas. Familiares, amigos y compañeros de colegio asisten al sepelio del joven Álvaro Conrado, una de las víctimas fatales de la jornada de protestas violentas.

Familiares, amigos y compañeros de colegio asisten al sepelio del joven Álvaro Conrado, una de las víctimas fatales de la jornada de protestas violentas. Foto por: AFP/Inti Ocon

En cinco días consecutivos de protestas masivas de la ciudadanía en todas partes del país han muerto al menos 28 personas a causa de la represión policial y los ataques de fuerzas de choque del gobierno.

Los saqueos a establecimientos comerciales, mercados y supermercados aumentaron la mañana del domingo, se registran más incendios, trincheras y barricadas, se reportan 64 heridos confirmados, se mantiene la censura a medios.

El presidente Daniel Ortega anunció la revocación de la reforma al sistema de seguridad social, la cual detonó las protestas, insistió en dialogar con el sector privado, pero sin condicionamientos, descalificó a los protestantes llamándolos “pandillas” y los amenazó con usar “medidas constitucionales”.

Durante las horas de la mañana de domingo predominaron los saqueos en distintos puntos de Nicaragua. Medios oficialistas acusaron a los manifestantes de perpetrar dichos saqueos; sin embargo, medios independientes mostraron imágenes en que policías permiten tales actos e incluso aparecen llevándose productos de las tiendas.

 

La población ha salido masivamente a comprar víveres y abastecer sus vehículos de combustible. Muchos ciudadanos se han dado a la tarea de quitarles los artículos robados a los saqueadores y los han regresado a los comercios.

En horas de la tarde el Presidente Daniel Ortega hizo una aparición rodeado de inversionistas extranjeros que le prestaron su respaldo. Anunció la revocación del paquete de reformas a la Seguridad Social, reiteró estar dispuesto a dialogar únicamente haciendo alusión a la cámara de la empresa privada nacional e invitó a dirigentes de la Iglesia Católica a ser garantes de tal diálogo.

Acto seguido, insistió en descalificar a los manifestantes en las calles llamándoles “pandillas”, acusándolos de ser los responsables de los saqueos y amenazando con usar “medidas constitucionales” contra ellos. Ortega no se refirió a la censura aplicada a medios locales independientes, ni a la represión ejercida por cuerpos policiales.

Su pronunciamiento se dio mientras en las calles continuaban las protestas, represión y agresiones hacia disidentes.

Por otro lado, la empresa privada ha dicho que no se sentará a dialogar con el gobierno a menos que cese la represión contra jóvenes estudiantes y la ciudadanía, así como la censura a medios de comunicación. A la vez, convocaron a una marcha por la paz este lunes 23 de abril.

Dirigentes de la Iglesia Católica, quienes han apoyado a los manifestantes brindando refugio en sus templos, llamaron al cese de la represión y han pedido que se logre un diálogo para buscar soluciones.

Mientras, los jóvenes universitarios han dicho que la lucha no se detiene, reclaman un diálogo abierto que los incluya y que tome en cuenta sus demandas, que van más allá de la reforma al sistema de seguridad social y que abarcan las muertes producto de la represión estatal, la censura, la falta de democracia e institucionalidad, la destitución de los dirigentes de la Policía Nacional y el Ejército de Nicaragua, entre otros.

Otra parte de la ciudadanía expresa que el diálogo con el actual gobierno ya no es posible, exige la salida de Ortega para elegir nuevas autoridades.

Las protestas en toda Nicaragua empezaron el 18 de abril y se dieron, primero, contra las reformas al sistema de Seguridad Social, y luego, con mayor convicción, contra la agresión y represión por parte de la Policía Nacional y las fuerzas de choque conocidas como Juventud Sandinista. Jóvenes estudiantes y 

ciudadanía en general se pronunciaron en contra de un paquete de reformas al sistema de pensiones, el cual afecta a la empresa privada, jubilados y cotizantes.

 

El gobierno ordenó la censura de canales de televisión independientes -uno de ellos continúa fuera del aire - y ha enviado a fuerzas de choque que agreden a manifestantes a la vista de oficiales de la Policía Nacional, quienes también se encargan de sofocar las marchas con gases lacrimógenos, balas de goma y armas de fuego, reportan medios locales e internacionales.

El Ejército de Nicaragua ha sido desplegado en ciertos momentos en algunas partes del país, principalmente en la capital y las ciudades más grandes.

En horas de la noche de sábado murió el periodista Ángel Gahona en la ciudad de Bluefields, cuando transmitía en vivo desde su celular. Circuló en redes el video que grabó el reportero en que se aprecia el momento en que recibe el disparo.

Se registran así, al menos 28 personas muertas y decenas de heridos. Los medios de comunicación independientes han sufrido daños, asedio, agresiones y censura.

Se conoce de al menos 14 periodistas agredidos a quienes, además, les han robado o destruido equipos. Se mantiene la censura oficial de tres canales de televisión. El periodista Salomón Manzanares fue capturado por la Policía Nacional mientras realizaba una cobertura en la ciudad de León.

Los daños materiales son hasta ahora incalculables, pero se estima que ya ascienden a millones de dólares. Se registran múltiples incendios y destrozos en todo el país: en la capital varios de los llamados “árboles de la vida”, estructuras metálicas símbolo del gobierno actual, así como vallas publicitarias del 

presidente y la vicepresidenta y esposa del mandatario, Rosario Murillo fueron destruidos, botados y quemados; se reportaron incendios en dos

radioemisoras, una oficialista y otra independiente, tres alcaldías, un recinto universitario y una patrulla policial fue también quemada.

Más voces se han sumado a nivel internacional a los llamados por la paz, entre ellas la del Papa Francisco quien pidió el fin de la violencia en Nicaragua. “Manifiesto mi cercanía en la oración a ese amado país y me uno a los obispos en el llamamiento a que cese toda violencia, se evite un inútil derramamiento de sangre y las cuestiones abiertas se resuelvan pacíficamente y con sentido de responsabilidad”, dijo.

El Departamento de Estado de Estados Unidos hizo un llamado a la calma y condenaron la violencia perpetrada por la policía y otros contra la ciudadanía. La Unión Europea, por su parte, expresó su apoyo a un diálogo incluyente, “amplio e inclusivo entre todos los sectores de la sociedad”.

La Organización de Estados Americanos (OEA) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos también se pronunciaron ante los hechos en Nicaragua haciendo un llamado a la paz y respeto a libertad de expresión.

De la misma manera, familiares del presidente han manifestado su posición. El hermano de Ortega y exjefe del Ejército de Nicaragua Humberto Ortega pidió al Cardenal Leopoldo Brenes, máximo dirigente de la Iglesia Católica, que fuese garante de un diálogo con el gobierno para acabar con las muertes.

La hijastra de Ortega Zoilamérica Ortega Murillo, exiliada en Costa Rica y quien denunció a su padrastro de violación hace 20 años, dijo al diario La Nación que el mandatario no admite que el pueblo reclama de forma autónoma. “Esta mentalidad de abuso de poder, de convertirse en los dueños de Nicaragua, los

está haciendo comportarse de manera genocida, sanguinaria, desproporcionada”.

Nicaragüenses en el exterior se han congregado en Miami, Florida,Estados Unidos; Madrid, España; San José, Costa Rica; Panamá, Panamá y París, Francia, para sumarse a las protestas contra el gobierno de Ortega y pedir paz.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

PRIMARIAS El diputado José Luis Varela se postula para buscar la reelección

José Luis Varela, diputado panameñista.
Especial para La Prensa/Vielka Corro

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Videos del día Descubren en Perú un muro prehispánico de 3 mil 800 años

Descubren en Perú un muro prehispánico de 3 mil 800 años Descubren en Perú un muro prehispánico de 3 mil 800 años Vídeo
Descubren en Perú un muro prehispánico de 3 mil 800 años

Un muro decorado en alto relieve con cabezas humanas, dos serpientes y una semilla, que tendría una antigüedad de 3 mil 800 ...

Entretenimiento Heridos en concierto de Backstreet Boys en Oklahoma

Vientos de 112 a 128 kph (70 a 80 mph) causaron que la estructura se cayera. Vientos de 112 a 128 kph (70 a 80 mph) causaron que la estructura se cayera.
Vientos de 112 a 128 kph (70 a 80 mph) causaron que la estructura se cayera. Tomada de Internet

Al menos 14 personas fueron heridas y hospitalizadas al colapsar las armaduras que sostenían la entrada a un resort donde la ...

Arabia Saudita 'Hoteles cápsulas' para la peregrinación a La Meca

Las cabinas son usadas durante tres horas por personas que no pueden pagar un hotel. Las cabinas son usadas durante tres horas por personas que no pueden pagar un hotel.
Las cabinas son usadas durante tres horas por personas que no pueden pagar un hotel. AFP/Ahmad Al-Rubaye

Cabinas minúsculas con aire acondicionado, colchón y sábanas, que recuerdan a los "hoteles cápsula" japoneses, permitirán a ...