Una navidad diferente

Temas:

Hay 29 asilos en el país que son subsidiados por el Ministerio de Desarrollo Social. Esta cifra no abarca los hogares o residenciales privados. LA PRENSA/Gabriel Rodríguez. Hay 29 asilos en el país que son subsidiados por el Ministerio de Desarrollo Social. Esta cifra no abarca los hogares o residenciales privados. LA PRENSA/Gabriel Rodríguez.
Hay 29 asilos en el país que son subsidiados por el Ministerio de Desarrollo Social. Esta cifra no abarca los hogares o residenciales privados. LA PRENSA/Gabriel Rodríguez.

Una realidad similar vive Marcos Mosquera, quien dice que tiene 82 años, a lo que una de las asistentes del hogar Luz y Vida en Paraíso lo regaña: “Marcos, dígale la verdad a la muchacha... usted tiene 89 años”. Con un suéter estilo polo con el logo del hogar, ríe y asiente. Mosquera, de nacionalidad colombiana, cuenta que llegó a Panamá a los 8 años. Se dedicó a la pesca, se casó y tuvo tres hijos. Su esposa murió. “Ellos [sus hijos] se fueron a Estados Unidos y más nunca supe nada de ellos”, cuenta.

Marcos tiene los problemas típicos de la vejez: un hablar y un andar lento, pero escucha y habla bien. Los residentes como Marcos reúnen las características de la mayoría de los residentes del hogar Luz y Vida.

Eleuterio García González tiene 70 años y 9 de vivir en el hogar. No se casó ni tuvo hijos y nació en Calobre, Veraguas. García, con un radio en su mano, confiesa que le gustaba más vivir en el hogar Luz y Vida de Metetí (en Darién), “porque la tienda me quedaba cerquita y había más naturaleza”.

Eleuterio fue a vivir al hogar por insistencia de las socias de la Asociación Luz y Vida, quienes lo conocieron al ir al comedor en Darién. “Me convencieron de que fuera a vivir al hogar”, recuerda.

La Asociación Luz y Vida es una organización sin fines de lucro legalmente constituida el 13 de mayo de 1987 en la ciudad de Panamá, fundada por monseñor Rómulo Emiliani y un grupo de personas preocupadas por el sufrimiento de los ancianos que han sido abandonados a su suerte y que viven como indigentes. Hay capacidad para 50 personas, pero solo viven unas 18 entre los 65 y 92 años.

El hogar no admite ancianos que tengan familiares ni problemas de salud que pongan en riesgo la tranquilidad de los demás residentes. “Aunque ha pasado que los admitimos y de repente llegan miembros de su familia”, explica Elizabeth García, administradora del recinto en Paraíso.

ACTIVIDADES

La administradora del hogar Luz y Vida explica que a principios de diciembre comenzaron diversas actividades y visitas de empresas de responsabilidad social empresarial, así como cenas y desayunos organizados por diversas fundaciones y familias que llevan presentes.

Algunos colegios también prestan su tiempo para pasar con los ancianos y realizar actividades como juegos de dominó, bingo y manualidades. “Lo más valioso es el tiempo que se pueda pasar con ellos”, explica.

Sor Isabel Batista manifiesta que en este mes es cuando más actividades hay. Todo comienza con la fiesta de las Damas Guadalupanas, algunas empresas privadas realizan visitas y entregan donaciones. “Por parte de los familiares, unos cuantos son los que se los llevan, salen a pasear en el día y los traen de regreso”, explica. “No es mucho el movimiento que hay... los ancianos pertenecen al hogar”.

Ema de Alvarado, secretaria de la Asociación Luz y Vida y directora de la comisión de divulgación, explica que en el año se realizan diversas actividades, en especial en diciembre. También se hacen excursiones a la cinta costera, a la calzada de Amador y al Casco Antiguo de la ciudad.

EL PERSONAL

Uno de los requisitos fundamentales de todo hogar, albergue y asilo es contar con personal que trabaje las 24 horas del día. Por lo cual para las fiestas de fin de año deben trabajar. “Lo que tratamos de hacer es que el personal que hizo el turno el año pasado disfruta este año de los días libres”, explica la directora del hogar Bolívar.

Otro asunto que llama la atención es la falta de voluntariado y lo difícil de encontrar personal para trabajar en estos lugares. “No hay voluntarios, vienen esporádicamente y el personal no dura”, cuenta Batista.

“El empleado aprende a querer a uno y al otro por igual”, manifiesta Batista.

Sin embargo, Elizabeth García afirma que “el voluntariado está renaciendo”.

Para fin de año también se rota el personal, solo que como la población es menor, solo necesitan a una persona que duerma en las instalaciones para atender a los ancianos.

Neira Herbert tiene ocho meses de trabajar como asistente en el hogar Luz y Vida. “Esta ha sido la mejor experiencia que he tenido en la vida”, narra. Este año será su primera Nochebuena con los ancianos y está feliz de poder compartir con ellos. “Espero que se porten bien”.

FONDOS Y GASTOS

El hogar Bolívar se mantiene de varios medios; hay ancianos que no pagan, hay otros que tienen 100 a los 70 y aportan lo que pueden y otros que tienen algo de dinero de su jubilación.

Algunos pagan media pensión, ya sea como parte de su jubilación o de lo que pagan sus familiares. “De este dinero, alcanza si acaso para pagar la planilla del personal y muy poco para otras necesidades”, dice Batista.

Subsisten gracias a las entradas de actividades que se hacen en el hogar, con la fundación Pro Hogar Bolívar que cubre el personal y el mantenimiento del área y reciben subsidio económico del Ministerio de Desarrollo Social (Mides).

La directora del hogar Bolívar indica que deben correr con los gastos funerarios y darles cristiana sepultura a los ancianos que fallecen y no tienen familiares.

Batista indica que cuentan con un chofer, una ambulancia y una persona que se encarga de comprar las medicinas, también hay doctores que circulan en la zona.

Al hospital solo van por especialidades, caídas y casos de psiquiatría. En este hogar trabajan 155 personas en la planilla; sin embargo, la directora señala que es difícil encontrar personal idóneo.

En el hogar Luz y Vida trabajan 14 asistentes de planta y 2 terapistas ocupacionales. Se mantienen con aportes de patrocinadores, donaciones, personas caritativas y un subsidio del Mides.

Los gastos ascienden hasta $20 mil al mes, entre el comedor que tienen en la basílica de Don Bosco, el hogar en Paraíso y el hogar en Metetí. También cubren los gastos del anciano al momento de su fallecimiento.

ATENCIÓN PRIVADA

La otra cara de la moneda se da en los hogares en los que la atención está dirigida a ancianos de clase media en adelante, como en la Residencia 5 Star Home Care Panamá para adultos mayores.

La diferencia es notoria. No hay hacinamiento, es como si vivieran en su casa, las señoras están maquilladas, bien vestidas y peinadas, mientras disfrutan de su almuerzo.

“Manejamos muchos pacientes que tienen demencia senil y Alzheimer que son muy difíciles de cuidar para sus hijos”, explica Ángela Tuñón, fundadora del sitio, quien lo creó tras la muerte de su madre luego de 10 años de lucha con el Alzheimer.

Al contrario de las residencias, esta queda situada en un entorno natural y tranquilo para disfrutar de sus zonas de esparcimiento al aire libre.

Es un centro de ocupacionalidad reducida, tiene capacidad para unos 17 pacientes, pero en la actualidad solo hay 6 y la mayoría ha sido ingresada porque sus hijos viven en el extranjero y algunos requieren atención médica 24 horas del día.

Sin embargo, aunque sean lugares de retiro privado en mejores condiciones, no todos los ancianos son visitados por sus familiares con la frecuencia adecuada, incluso para fin de año.

LA SITUACIÓN

Según estadísticas del Ministerio de Salud, durante la última década la expectativa de vida del panameño aumentó un año (76.9).

El departamento de prensa del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) -entidad encargada de velar por los asilos y albergues de ancianos en Panamá- señala que en la actualidad hay 29 albergues en el país que son subsidiados por el Mides a través de patronatos.

Esta cifra no incluye los residenciales ni asilos privados.

La institución realiza inspecciones unas tres veces al año para supervisar que los asilos cumplan con los requisitos y los ancianos estén en óptimas condiciones.

El único asilo estatal es Los Años Dorados, en Pacora, los otros operan con fundaciones o patronatos.

Una publicación de La Prensa de 13/01/2013 señaló que el 73% de los albergues para adultos mayores del país incumple las normas legales vigentes y que la mayoría de los asilos no cuenta con personal apropiado para trabajar con adultos mayores ni infraestructuras idóneas.

Además, en la publicación destacaba que había 42 albergues hace 11 meses, cifra que ha disminuido a 29, según el Mides.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares, cuyo paradero es desconocido, tenían cuentas bancarias en Europa, escondidas bajo la identidad de terceros, que hoy revelan que los verdaderos dueños eran ellos.
Archivo

SOBORNOS DE ODEBRECHT Los Martinelli, según la versión de sus cómplices

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Grupo de empleados se va a huelga El caso de Copa se decidiría en 10 días

Unos 600 trabajadores de la aerolínea panameña protestaron ayer en las instalaciones del Aeropuerto Internacional de Tocumen.
Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

PIDEN MÁS RONDA POLICIALES Asesinan a un docente del Inadeh en Colón

Los residentes, estudiantes y profesores solicitaron más presencia de las rondas policiales. Los residentes, estudiantes y profesores solicitaron más presencia de las rondas policiales.
Los residentes, estudiantes y profesores solicitaron más presencia de las rondas policiales. Especial para La Prensa/Migdalia Grinard

La noche de este viernes 24 de noviembre fue hallado el cadáver de un profesor, de 60 años de edad, en las instalaciones del ...

ACUERDO DIRECTO Copa Airlines y sindicato firman acuerdo

Las partes evitaron que la decisión del conflicto quedara en manos de tres árbitros. Las partes evitaron que la decisión del conflicto quedara en manos de tres árbitros.
Las partes evitaron que la decisión del conflicto quedara en manos de tres árbitros. CORTESÍA

En un último intento Copa Airlines y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria de la Aviación Civil y Similares ...

Combate en Nueva York Kovalev busca recuperar supremacía en los semicompletos

Vyacheslav Shabranskyy (Der.) y Sergey Kovalev van por el cetro de la OMB. Vyacheslav Shabranskyy (Der.) y Sergey Kovalev van por el  cetro de la OMB.
Vyacheslav Shabranskyy (Der.) y Sergey Kovalev van por el cetro de la OMB. AP

Dicen que la pegada de Sergey Kovalev es demoledora. Vyacheslav Shabranskyy, su oponente este sábado, también es famoso por ...