ESQUINA DEL LECTOR

Académicos, en favor del defensor

Un importante grupo de académicos norteamericanos que estudiamos y publicamos sobre Panamá, nos hemos quedado horrorizados al saber del movimiento politiquero que algunos diputados han montado en contra del Defensor del Pueblo, Alfredo Castillero Hoyos. Nosotros lo hemos conocido durante muchos años y sabemos que es un profesional íntegro, honesto, moral, trabajador, y dedicado a proteger a los derechos humanos en Panamá. Hemos acompañado sus acciones en los periódicos y en encuentros personales, y acreditamos que el clima de respeto a los menos favorecidos ha mejorado bajo su ejercicio.

Por lo dicho, vemos que la maniobra despreciable contra Castillero Hoyos, su persona, su cargo, y su reputación, es un daño a la imagen positiva de Panamá en el exterior y en los medios extranjeros.

Esta carta es respaldada por los siguientes académicos quienes me han escrito consternados por los eventos sucedidos, ansiosos de hacer una declaración conjunta: Gene Bigler, Orlando Pérez, Brittmarie Janson Pérez, Robert C. Harding, Steve C. Ropp, Aims McGuinness, Tom Leonard, Thomas L. Pearcy, Michael Donoghue, Peter Szok, Anne Fountain, Lawrence Clayton, Allan J. Kuethe y Jonathan Brown.

Espero que esta declaración sirva de testimonio público de la opinión negativa causada por este escándalo creado por la Asamblea Nacional, sin otro motivo que la conquista de unos cuantos puestos y dominio sobre la institución que mucho ha elevado el respeto que Panamá ha gozado en la opinión internacional.

Michael L. Conniff

Historiador y profesor emérito de la Universidad de San José, California.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL