PSICOLOGíA

Biofilia o necrofilia, amor a la vida o a la muerte

Biofilia o necrofilia, amor a la vida o a la muerte
Biofilia o necrofilia, amor a la vida o a la muerte

“Un hombre estrangula a su hija en Tocumen”; “Un padre golpea y patea a su hijo de 6 años ” (video de celular); “ Un hombre musculoso propina salvaje golpiza a su esposa” (video de celular); “Un sujeto viola repetidamente a sus hermanas, sus hijas y sobrinas, en un campo del interior”(un testigo familiar lo denuncia). Las noticias de ayer y anteayer.

Todas estas conductas violentas y atroces son producto de personalidades limítrofes en personas que viven en apariencia funcional, pero con tendencia a la necrofilia, definida como “atracción hacia la muerte y a la destrucción”

Por otro lado, las campañas recogiendo dinero para niños que nacieron con defectos graves en sus órganos realizadas entusiastamente por el periodista Luis Casís de Telemetro y su Carrito Alcancía , a pie todo el país, logrando que sean operados en el extranjero y sanen; las teletones Kiwanis, Leones y fundaciones como Jesús Luz de Vida, para rescatar pandilleros, son ejemplos de biofilia, término que acuñó Edward Wilson en Harvard y significa “amor a la vida”, a construir y a promover felicidad.

Mi artículo “Personalidad limítrofe”, dirigido a las víctimas, para que se pusieran fuera del alcance de familiares o amigos agresores peligrosos, que gustó a los profesores especialistas de mi facultad, levantó un revuelo como congo de avispas en Facebook en algunos colegas desconocidos.

Conmino ahora a los colegas a que utilicen su técnica cognitiva de preguntar dulcemente al agresor “¿Por qué haces esto?”, “que respire”, devolviendo vidas y salud mental a todos estos sobrevivientes.

Sus tesis eran no “estigmatizar” al “pobrecito” victimario, pidiendo que se pusieran “fuera de su alcance”. Si en las noticias, al inicio, alguien hubiera alertado a las víctimas la urgencia de alejarse de sus depredadores, este horror no habría ocurrido.

El autor es psicólogo, docente y escritor.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL