Engaños en salud

Conspiradores anti-medicina

Temas:

La práctica médica ha superado tramas conspirativas a lo largo de su historia. Antes, los bulos eran burdos y fáciles de desmontar, pero actualmente son mejor articulados y difundidos por gente con calculada escritura o exposición mediática. Los impostores contemporáneos son usualmente personas resentidas, sin credenciales académicas, con frustraciones intelectuales o agendas particulares, que copian frases puntuales de debates o editoriales científicos, mezclándolas con temerarias obsesiones para confundir a distraídos e incautos. También, para colmo, proliferan influencers y coaches, ofreciendo asesorías técnicas. Con la medicina basada en evidencias, se pensó que los malintencionados ataques disminuirían considerablemente, pero cada vez son más frecuentes. Las críticas de moda se dirigen contra empresas farmacéuticas, agencias reguladoras, agrupaciones profesionales y líderes de opinión, argumentando que los colegas son manipulables y los investigadores cómplices del lucrativo contubernio. Curiosamente, la salud de la gente nunca había estado en mejores estándares, en calidad y longevidad, como hoy en día.

Los conspiradores aluden que una entidad etérea denominada “big pharma”, ignora las curas naturales no patentables para rentabilizar sus productos; promociona fármacos poco efectivos para mantener a pacientes lo suficientemente enfermos y que necesiten terapias crónicas costosas, y crea enfermedades ficticias para perpetuar la medicalización de sujetos sanos. ¿Cómo identificar a estos facinerosos? Los encuentras en columnas periodísticas y redes sociales, magnificando usualmente los temas siguientes: muertes en hospitales por iatrogenia médica; epidemias de obesidad y diabetes artificialmente provocadas por guías nutricionales; protocolos amañados sobre estatinas y procedimientos cardiológicos; tratamientos antidepresivos como complot entre industrias y psiquiatras; técnicas genéticas para construir patógenos deliberadamente; proyectos espurios del genoma humano para fomentar la medicina de precisión; vacunas causantes de autismo y trastornos autoinmunes; cribados ilegítimos para detección del cáncer; manejos sublimados contra la gripe para rédito económico. En fin, una absurda paranoia contra la medicina.

Los bulos sobre el contacto de la NASA con extraterrestres, la ilusoria llegada del hombre a la Luna o la morfología plana de la Tierra son largamente intrascendentes porque no afectan la vida cotidiana del ciudadano. Las patrañas en salud, empero, alientan la desconfianza en la medicina y perjudican la salud colectiva, favoreciendo a charlatanes de panaceas alternativas y pseudocientíficas. La epidemia mundial reciente de sarampión ha sido provocada por la actitud criminal de estos activistas. Un individuo es libre de decidir no ir al médico o no tomar medicinas, porque sólo su bienestar sufrirá. Inventar o popularizar conspiraciones, no obstante, puede tener consecuencias catastróficas y debería ser considerado apología de delito.

El ejercicio de la medicina no está exento, por supuesto, de gatuperios y perversiones. Los seres humanos, en búsqueda de fama o fortuna, cometen trasgresiones éticas en cualquier área del saber: conflictos de interés, sesgos metodológicos, investigaciones turbias, etc. No obstante, los protocolos consensuados de atención, elaborados por prestigiosas entidades científicas, se estructuran después de rigurosos obstáculos regulatorios y contrapesos de discusión, para que sus recomendaciones finales sean transparentes y con mínimo margen de error. Son, por tanto, la mejor aproximación al saber médico actual. No se deje engañar.

El autor es médico 

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

VIDA Muere a los 106 años el austríaco más viejo que logró escapar del Holocausto

Marko Feingold. Marko Feingold.
Marko Feingold. AFP

El sobreviviente austríaco más viejo de los campos de la muerte, Marko Feingold, falleció el jueves a la edad de 106 años, ...

En reparto de expedientes celebrado este viernes Harry Díaz fue asignado ponente de los recursos contra la sentencia que absolvió a Martinelli

Ricardo Martinelli fue declarado "no culpable" en el caso de los pinchazos. Ricardo Martinelli fue declarado "no culpable" en el caso de los pinchazos.
Ricardo Martinelli fue declarado "no culpable" en el caso de los pinchazos. Ana Rentería

TRANSPORTE Restablecen servicio en la línea 1 del Metro

Servicio parcial. Servicio parcial.
Servicio parcial.

Siete estaciones de la línea 1 del Metro de Panamá, que habían quedado fuera de servicio por aproximadamente una hora la ...