HUNGRÍA E IRLANDA

Ejemplos de soberanía fiscal

Temas:

El 2018 será interesante para todos los que estamos en contra de que la Unión Europea y sus sirvientes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se arroguen el derecho de convertirnos en sus policías fiscales. Dicho organismo tendrá que buscar otra razón de ser y regresar a sus reportes y pronósticos estériles de la economía mundial para mantener su vigencia, ya que la competencia fiscal, para países dentro de la propia Unión Europea y fuera de esta, privará sobre su fantasía socialista de un mundo sin competencia fiscal, lleno de subsidios y de impuestos altos.

El día 4 de enero de este año, reporta Reuters, los presidentes de Hungría e Irlanda tomaron una posición pública digna en contra de los lineamientos de la OCDE y de los países que insisten en eliminar la facultad soberana que tienen los Estados de determinar cuánto cobrar en impuestos y a quien. Cito dicho artículo: “Hungría e Irlanda expresaron su fuerte oposición el jueves a cualquier esfuerzo de armonizar reglas de impuestos corporativos en la Unión Europea, afirmando que esas gestiones dañarían la competitividad en el mercado común”. Hungría e Irlanda, ambos miembros de la Unión Europea y de la OCDE, cobran solamente 9% y 12.5% de impuesto corporativo, respectivamente, como incentivo a que empresas extranjeras se establezcan en sus países. La tasa corporativa de Panamá anda por 27.5%, pero explicarle eso a los europeos parece sumamente difícil. “La fiscalidad es un componente importante de la competitividad”, decía el primer ministro húngaro Viktor Orban. Dicho mandatario fue enfático: “Somos de la visión común de que los países deben establecer sus propias tasas de impuestos. Tanto para empresas como para individuos”.

Como advertimos recientemente, se acerca la competencia fiscal global. La cadena CNBC, en un reporte de Yen Nee Lee, de 4 de enero de este año, dice que “las dos economías más grandes del mundo no están solas en la batalla de los códigos fiscales, ya que más países tratan de ganar inversiones para incrementar su crecimiento”. El jefe de impuestos en KPMG Singapur, Chi Wu Hong, acota: “Los esfuerzos de China y EU pueden llevar a otros países a revisar la competitividad de sus propios regímenes fiscales”. El artículo afirma que antes del recorte fiscal en EU, países incluyendo el Reino Unido, Noruega, Argentina y, adivinen quién, Francia, han rebajado o planean rebajar la carga fiscal a las empresas en sus países.

La pregunta obligada para nuestro gobierno es ¿por qué Hungría e Irlanda pueden desafiar a la Unión Europea y a la OCDE, donde ambos son miembros, pero Panamá debe ir como ganado al matadero? Que China y EU de Trump se rían de los europeos y de la OCDE y sus amenazas infantiles es entendible. Para ellos, la OCDE es un organismo multilateral más de esos que se crean para darle trabajo y salarios libres de impuestos a políticos y profesores universitarios fracasados. Si la OCDE es la gran cosa, recuérdenme un logro tangible de ese organismo después del Plan Marshall.

Desde nuestra perspectiva, se han dado y se seguirán dando cambios drásticos y acelerados a la competencia fiscal global que nos obligan a revisar nuestra estrategia de ceder, a toda costa, para salir de las listas negras. Lo que ha acontecido recientemente y la guerra fiscal que se avecina nos llevan a pensar que debemos ir con más calma y defender nuestra soberanía fiscal. Pareciera que la OCDE nos obliga a correr, por capricho, en una calle que va en vía contraria, como lo demuestran las dos movidas recientes de las economías más importantes del mundo y la defensa de su soberanía fiscal de Hungría e Irlanda.

Aprovechamos para mandarles saludos al secretario de la OCDE Ángel Gurría, de nacionalidad mexicana, y felicidades por la sobresaliente nota que otorgó GAFI (Grupo de Acción Financiera) al hermano país y miembro de la OCDE: “México no cuenta con una política comprensiva que dé prioridad a la investigación financiera y la persecución del lavado de dinero como un delito de por sí”. Sigue el reporte publicado en el diario Proceso el día 3 de enero de 2018 por Mathieu Tourliere: “Una de las principales fallas del sistema mexicano en materia de combate al lavado de dinero es la limitada identificación de los llamados ‘beneficiarios finales”. Eso es básico. Tan básico que debería darle pena a Gurría, pues, al leer el informe, uno se da cuenta de que México no tiene el menor interés en resolver sus temas de lavado de dinero, y Gurría se pavonea por los foros internacionales -hablando de intercambio de información fiscal y transparencia- mientras su país natal es un desastre. Cuate, a ver si apunta los cañones a México.

El autor es abogado

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

ENTREVISTA Largo caminar por una vacuna contra el VIH

El doctor Ríos asistió a la última reunión de la ONU el pasado 12 de junio. Cortesía-Adan Ríos El doctor Ríos asistió a la última reunión de la ONU el pasado 12 de junio. Cortesía-Adan Ríos
El doctor Ríos asistió a la última reunión de la ONU el pasado 12 de junio. Cortesía-Adan Ríos

El investigador y médico oncólogo panameño Adan Ríos ha dedicado sus esfuerzos durante tres décadas a la búsqueda de una ...

Portero de Egipto El-Hadary, por el récord de Mondragón contra Arabia Saudita

El arquero Essam El-Hadary espera por la oportunidad para entrar en la historia de los Mundiales. El arquero Essam El-Hadary espera por la oportunidad para entrar en la historia de los Mundiales.
El arquero Essam El-Hadary espera por la oportunidad para entrar en la historia de los Mundiales. AFP

¿Essam El-Hadary finalmente hará historia en la Copa del Mundo? A sus 45 años, el legendario guardameta egipcio se convertiría ...

Caso Martinelli Renuncio a que se burlen de la justicia

En este momento parecemos estar en la mitad de una mala novela de misterio, donde las pistas se van revelando a medida que ...