Hoy por hoy

En mayo del 2012 inició la construcción de la entonces llamada Ciudad Hospitalaria, un proyecto de $500 millones promovido por la Caja de Seguro Social (CSS), presuntamente para ampliar y modernizar en una sola ubicación la oferta de servicios médicos de la institución. El proyecto se suponía que debía entregarse en el año 2015; se le cambió el nombre a Ciudad de la Salud, y siete años más tarde la obra solo tiene un avance de 65%. El director designado de la CSS ha prometido concluir el proyecto, que a lo largo de su ejecución ha incluido a la Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá, al Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud, y al Instituto Oncológico Nacional. Lo cierto es que la Ciudad de la Salud es una gran apuesta para la calidad y cobertura de los servicios hospitalarios. Es necesario que exista total transparencia y una inspección externa para determinar la viabilidad de continuar con la obra. Es prioritario validar el plan médico funcional de esta instalación para determinar si existen todas las categorías de personal médico, técnico y auxiliar, que junto a los administrativos puedan realmente operar este centro hospitalario adecuadamente. La gran lección del mega proyecto es que no se puede improvisar en una materia tan delicada, ya que la falta de planificación y la arbitrariedad del comportamiento de las autoridades ha dejado en un limbo una inversión millonaria.

Edición Impresa