Vocación

Loor al maestro

Temas:

Yo soy una eterna estudiante. Desde que empecé no he terminado hasta el día de hoy. Me encanta aprender. Todos los días se aprende algo nuevo. Un nieto me está enseñando, buen maestro a decir verdad, hebreo. Me explicó que “muchas gracias” se dice todá rabá y no todá rrrrrrrrrrrabá, que como buena panameña lo digo constantemente. Por algo mi querida madre me enseñó la famosa rima: “R con R cigarro; R con R barril…”. Mis otros nietos me están enseñando las maravillas de la computadora y del celular. ¡Quién hubiera imaginado todo lo que se puede hacer con ellos!

Pero cuando me tocó por un brevísisisisimo tiempo ser maestra… Bueno, gracias a Dios fue por un lapso tan corto, porque si no hubiera pasado una de estas dos cosas: o me metían al Matías Hernández (casa de los no muy cuerdos) por perder mi sano juicio, o me metían a la Cárcel Modelo (que ya no existe) por haber ahorcado a más de uno. ¡Cómo hacen los maestros para no volverse locos!

Yo tengo varias soluciones que aprendí a las malas: primero, los maestros tienen que entender que los jóvenes de esta generación viven en otro mundo paralelo. No digo que es malo; pero es diferente. Sus mentes divagan por el mundo de la informática, de los videojuegos, de la robótica. Eso es excelente, porque ese es el futuro en el cual van a vivir y trabajar. Pero, para eso necesitan de un idioma, de unas reglas, de las matemáticas, de la ciencia aplicada y no aplicada, y, claro que sí, de un poco de cultura y buenos modales.

Segundo, los maestros deben saber transmitir sus conocimientos a sus alumnos. Un maestro puede ser un experto en su materia; pero si no sabe comunicar esa enseñanza a sus alumnos, no sirve de nada. No hay intercambio de información. Tuve profesores tan aburridos y tan “no me importa”, que si hubieran puesto un poco más de entusiasmo, alegría y dedicación en lo que hacían, tal vez varios de nosotros hubiéramos escogido estudiar algunas de sus materias.

Tercero, los maestros tienen que tener la santa paciencia. Hoy, solo los que de verdad tienen vocación pedagógica la tienen. Los niños son niños; saltan, gritan, juegan, miran al cielo y al celular; están pensando en la inmortalidad del cangrejo. Pero un maestro, aquel que estudió las técnicas y los métodos necesarios para enseñar y educar a sus alumnos, sabe que con la santa paciencia y contar hasta mil (porque ya cien no es suficiente) se logra mucho. Aquí entra la psicología, la psiquiatría, y un poco de tylenol para el dolor de cabeza. No hay otra.

Cuarto, los maestros tienen que buscar el potencial de cada niño. Cada niño es diferente. Cada uno tiene su forma de ser. Por eso hay que guiarlos, orientarlos para que entiendan que cada materia, cada conocimiento que aprenden es para su probable futuro. Doy dos ejemplos: Aquel niño que dice “no quiero ni me interesa aprender inglés porque aquí en Panamá no lo necesito” y termina viviendo en Canadá. O, aquel niño que dice “las matemáticas son aburridas y mientras sepa sumar y restar no me importa lo demás”, termina estudiando informática, donde las fórmulas, el álgebra y los algoritmos son muy importantes.

Y quinto, pero para mí el más importante, los maestros tienen que hacer su trabajo con amor. Acepto que todos tenemos que trabajar para tener “chen chen” en el bolsillo para pagar los gastos mensuales; pero, si el maestro no trabaja con amor, con dedicación, con pasión, le falta el ingrediente principal. Recuerdo a alguien que me dijo que nunca trabajó en su vida, porque enseñar no era un trabajo; era su amor. Conozco a otro que ha estado conmigo 46 años, y 37 enseñando con amor a sus alumnos todo lo que él sabe, no solo sobre la profesión, sino también, a través de reflexiones y pensamientos, sobre cómo ser una mejor persona. Ver a sus alumnos, quienes lo recuerdan con el mismo cariño que él les dio, convertirse en excelentes y honrados profesionales es su mayor satisfacción.

Ahora que empezó el nuevo año escolar, los maestros de vocación y de corazón entrarán a su mundo ideal: enseñar. ¡Bienvenidos!

La autora es comunicadora social

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

DESPERFECTO MECÁNICOS Senan rescata a pescadores artesanales en la provincia de Los Santos

Los pescadores zarparon del puerto de Mensabé este jueves 18 de abril. Los pescadores zarparon del puerto de Mensabé este jueves 18 de abril.
Los pescadores zarparon del puerto de Mensabé este jueves 18 de abril. Vielka Corro Ríos

Cuatro pescadores artesanales de la provincia de Los Santos fueron rescatados este Viernes Santos por el personal del Servicio ...

SUPUESTA CORRUPCIÓN Juez ordena prisión preventiva para el expresidente Kuczynski por el caso Odebrecht

Kuczynski, de 80 años, será informado de la decisión del juez en la clínica limeña donde fue internado. Kuczynski, de 80 años, será informado de la decisión del juez en la clínica limeña donde fue internado.
Kuczynski, de 80 años, será informado de la decisión del juez en la clínica limeña donde fue internado. AFP

Un tribunal peruano ordenó este viernes 19 de abril prisión preventiva para el expresidente Pedro Pablo Kuczynski, quien se ...