SALUD

Nuevo compromiso contra las enfermedades no transmisibles

Nuevo compromiso contra las enfermedades no transmisibles
Nuevo compromiso contra las enfermedades no transmisibles

Las enfermedades llamadas no transmisibles y que preferimos llamarlas de transmisión social, porque con este nombre se deja en forma implícita su relación con estilos de vida inadecuados; incluyen enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer, obesidad, enfermedades pulmonares y mentales.

En el mundo mueren 41 millones de personas debido a estas enfermedades y el 80% ocurre en los países de ingresos medios y bajos. El 35% de estas muertes ocurre en personas menores de 65 años. Entre estas, las de causa cardiovascular y cáncer representan un poco más del 60%.

Los países han firmado un compromiso destinado a cumplir y cuyo objetivo primordial es reducir en 25% las muertes prematuras. Las estrategias están basadas en la disminución del tabaquismo, reducir la ingesta excesiva del alcohol, disminuir la inactividad física y dieta no saludable, acciones sobre la diabetes y enfermedades cardiovasculares y prevención y detección temprana del cáncer.

Los análisis reflejan que cada dólar invertido en 2018 en estas estrategias contra estas enfermedades tendrá un retorno de 7 dólares para 2030.

Estas políticas sobrepasan el campo de la salud y exigen la participación de todo el gobierno en alianza con la empresa privada, y es fundamental la participación ciudadana.

El Censo Nacional de Salud Preventiva está precisamente dirigido a diagnosticar y tratar tempranamente estas enfermedades que no dan síntomas desde sus inicios y que muchas veces las personas no saben que la padecen. El reconocimiento y tratamiento temprano debe disminuir las complicaciones y muertes prematuras por estas enfermedades. Esto es una política que verá sus beneficios después de las siguientes elecciones, por lo que debe ser política de Estado. Es claramente una estrategia pensada en la gente.

En esta administración se han implementado leyes y convenios como la comida saludable en los kioscos escolares, eliminación de los saleros de las mesas de los restaurantes, estimulación de estilos de vida saludables, reforzamiento de la ley antitabaco, etiquetado frontal de alimentos, entre otros.

Por otro lado, es importante facilitar el acceso a los servicio de calidad con énfasis en el nivel primario de atención. Esto, precisamente se ha estado implementando con el programa de mejoras y equipamiento de los centros de salud, de los cuales ya se han terminado más de 34 y están en mejoras más de 80 centros a nivel nacional. Junto a esto hemos aumentado el recurso humano en el nivel primario de atención para aumentar la capacidad de atención y resolución antes de presentarse las complicaciones de estas enfermedades.

Tenemos que comprender que los beneficios de estas medidas se verán años más tarde, pero sin duda tendremos una sociedad más sana y productiva. Pero como se mencionó antes, es primordial la participación activa de todas las personas, ya que la gente debe responsabilizarse de su salud. Estas deben ser políticas continuas, que sobrepasen elecciones.

El autor es ministro de Salud.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL