NOMBRAMIENTOS

Próximos siete meses

En estos próximos meses se definirán los nombres de las personas que estarán al frente de las principales instituciones y cuyo desempeño impactará directamente el futuro del país.

Aparte de los nombres de los futuros ministros, quienes acompañarán al presidente en su labor administrativa, están los nombramientos dentro de la Asamblea Nacional, la Contraloría General de la República, la designación del próximo director de la Caja de Seguro Social, y dos magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

Dependiendo de a quién elijan los diputados como presidente de la Asamblea, podremos tener una mejor idea de la relación que tendrá el Órgano Legislativo con el Órgano Ejecutivo. Con esta escogencia sabremos con claridad si los diputados, en su mayoría nuevos, están dispuestos a cambiar el rumbo de la Asamblea hacia una institución más transparente, o si, por el contrario, nombrarán presidente a alguno de los 15 diputados que lograron reelegirse, perpetuando las malas prácticas de la actual Asamblea. De igual forma, podremos saber el rumbo que tomará la Asamblea con la conformación de las diferentes comisiones, especialmente los diputados que sean elegidos presidente de las comisiones de presupuesto, gobierno y credenciales.

El nombramiento más delicado que tendrá que hacer la Asamblea Nacional es el del contralor general de la República, que iniciaría sus funciones en enero de 2020. De esta persona dependerá la ejecución del presupuesto. El contralor puede ser un funcionario enfocado solo en agilizar la administración sin controles, puede ser también un obstaculizador de la gestión, o un contralor que, cuidando siempre los mejores intereses del país, realice su labor de fiscalización con responsabilidad y eficiencia. Después del presidente, es el funcionario con mayor poder dentro de la administración.

Otro importante nombramiento es la designación del próximo director de la Caja de Seguro Social. Esta institución es quizás la que mayor impacto tiene en la calidad de vida de la mayoría de los panameños. Este nombramiento debe salir de una terna presentada por su junta directiva. Esperamos que nombren a un profesional íntegro, con capacidad y experiencia para enfrentar la grave crisis que vive la institución en la prestación de servicios y en la sostenibilidad del programa de Invalidez, Vejez y Muerte, del que depende el futuro de las jubilaciones de todos los asegurados.

En diciembre también vencen los términos de dos magistrados de la Corte Suprema de Justicia; el Consejo de Gabinete deberá nombrar los reemplazos. En el Plan de Gobierno del presidente electo, Laurentino Cortizo, existe un compromiso para nombrar a los magistrados cumpliendo con los compromisos del Pacto de Estado por la Justicia. Esto conlleva un proceso amplio y participativo que debe iniciar en cuanto asuma el poder el próximo gobierno.

Cada cinco años tenemos la oportunidad de retomar el rumbo del país, aprendiendo de los aciertos y errores de las administraciones anteriores. Los ciudadanos debemos estar activos y vigilantes para que las personas a las que les fue confiada la administración del Estado, cumplan su compromiso con transparencia y eficiencia, cuidando siempre los mejores intereses del país.

La autora es miembro de Movin y conductora del programa ‘Sal y pimienta’

Edición Impresa