POLÍTICA

Siempre ganan los mejores

Temas:

Siempre, a lo largo de los tiempos, los que perdemos, no nos da la gana de aceptar que hemos perdido, aferrándonos al pensamiento, ya muy popular, de que “la historia la escriben los que ganan”, dejando entrever el criterio de que entonces hay otra “verdad”. Por otra parte, este pensamiento lo aderezamos con que no siempre los que ganan son los mejores, tratando con este criterio de ocultar nuestras deficiencias.

Sin embargo, esto no es así: los que ganan siempre, absolutamente siempre, son los mejores, y al escribir su historia rara vez están equivocados; la interpretación de ella es la que causa grandes polémicas.

Argumentos tales como que al quemarse la biblioteca de Alejandría se perdieron miles de grandes conocimientos que hubieran potenciado aún más a la humanidad, es una enorme falacia, igual que centenares de argumentos parecidos. Los que no lograron la meta tienen dos opciones, cambiar de perspectivas o intensificar su práctica hasta llegar a ser los mejores.

En el marco de las luchas sociales se presentan  estos mismos fenómenos, los romanos ganaron todas las batallas por siglos y escribieron la verdad, y no fue hasta que los bárbaros le aprendieron las novedosas técnicas y costumbres cuando pudieron quitarse el yugo de encima.

Los empresarios, con Lutero, quisieron adelantar su revolución sin haber aprendido suficiente lo que el feudalismo tenía que enseñarles, y en la guerra de los 40 años fueron abatidos, no siendo hasta varios siglos después, luego de aprenderlo todo y apareciera su nuevo medio de producción, cuando lograron transformar el mundo.

¿Cómo se manifiesta este tema en la política?

Esta negación tiene su máxima expresión en la política: los que pierden en estas contiendas nunca aceptan que eso sucedió porque no son los mejores. A lo largo de los tiempos, las reglas del juego siempre han sido claras, incluso las que no se ven. Y desde que Maquiavelo escribió su brillante tratado histórico al respecto, con más razón.

El Partido Revolucionario Democrático enseñó a su membresía, y al país, un estilo nuevo de democracia, que se llama “centralismo democrático”, consistente en que luego de las votaciones, los discrepantes pasan en un solo puño a apoyar la decisión mayoritaria. Esto se lo aprendimos a Omar, el que actuó y enseñó en esa forma desde las decisiones colegiadas del Estado Mayor. No hay duda, falta mucho para profundizar este novedoso y moderno sistema democrático e incluso es posible que se produzca un retroceso.

En realidad, luego de ocurrir las elecciones primarias a lo interno del partido, todo el que perdió aparece con un discurso alucinando fraudes y justificando de mil formas que el que ganó no es el mejor; cuya única intención es la de encontrar una ruta para negociar su caudal de prestigio electoral. Esto sucede por dos motivos fundamentales: el primer motivo es producido porque el reglamento permite a cualquier inscrito ser candidato con mínimos niveles de requisitos, es muy superficial, no acentuando en lo más mínimo en la madurez ideológica y política.

El segundo, es porque todos parten del criterio de que para ganar hay que tener un discurso triunfalista, luego no saben cómo explicar la pérdida. El orgullo les impide que fluya la madurez en el entendimiento.

Del otro lado, los que ganan igualmente adolecen de la misma falencia, la sobrevaloración se apodera de ellos y asumen actitudes de prepotencia que impiden de igual forma el entendimiento. Este tema está inicialmente tratado en el segundo capítulo de nuestro libro titulado El Diputado o la muerte del príncipe.

De estos hechos hay un denominador común: las distintas autoridades institucionales del partido no tienen el liderazgo y la autoridad para convocar a sus candidatos y llevarlos a entendimientos, tema este que ha sido objeto de varios escritos nuestros.

Esa falta de visión práctica del centralismo torrijista y a nuestra incapacidad de resolver la inmadurez de los candidatos, ha dado pie a que evolucione la tesis a la negación del gran poder de convocatoria que generan las primarias, por lo que se levanta una fuerte oposición a su existencia.

De triunfar este retroceso neoliberal sobre el torrijismo, es seguro que será la última pala de tierra que le echaremos al féretro de Omar, dado que es el único instrumento existente que permite reencontrar el camino hacia el rescate de su ideario.

El autor es escritor y empresario.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

La avioneta será utilizado por estudiantes de aviación de la Universidad Tecnológica.
Especial para La Prensa/Alcibíades Cortez

incidente ocurrió el pasado domingo Avioneta accidentada en Guararé será destinada para estudios

POLÉMICA Emplazan a Miambiente para que aplique sanciones por tala de manglares

Reunión de concejales con autoridades de Miambiente.
Especial para La Prensa/Vielka Corro

CONTAMINACIÓN AMBIENTAL Vertedero afecta el cauce de una quebrada y dos ríos en Los Santos

Para solucionar esta situación Vega pidió ayuda a los ministerios de Salud y Ambiente.
Especial para La Prensa/Alcibíades Cortez

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Mundo México: insultos entre favoritos en sondeos centran debate

El segundo debate presidencial se realizó en la ciudad fronteriza de Tijuana. El segundo debate presidencial se realizó en la ciudad fronteriza de Tijuana.
El segundo debate presidencial se realizó en la ciudad fronteriza de Tijuana. AP

El tema central del segundo debate de cara a las elecciones presidenciales de México era la inmigración y las relaciones con ...

Mundo Ex jefes de Estado demandan suspender la participación de Venezuela en la OEA

Maduro fue reelecto por seis años en una de las contiendas presidenciales más polémicas en la historia de Venezuela. Maduro fue reelecto por seis años en una de las contiendas presidenciales más polémicas en la historia de Venezuela.
Maduro fue reelecto por seis años en una de las contiendas presidenciales más polémicas en la historia de Venezuela. AFP/Juan Barreto

Los ex jefes de Estado y Gobierno firmantes de las declaraciones de la Iniciativa Democrática de España y las Américas (Idea) ...

Análisis La educación: pasado, presente y futuro

Se ha convertido, como decimos en el interior, “en pan nuestro de cada día” opinar en todos los medios de comunicación sobre ...