Exclusivo: El primer capítulo de 'Origen', última novela de Dan Brown, este domingo en la edición impresa de La Prensa.

[POLÍTICAS PÚBLICAS]

Sigue el atropello ‘austericida’

La austeridad, rebaja del déficit, recortes presupuestarios, reducción de pensiones y demás obscenidades, como la impuesta a Grecia y a otros países, empiezan a considerarse delictivas.

Temas:

La organización global Comité Ciudadano para Anular la Deuda del Tercer Mundo demostró en la década de 1990 que la deuda pública del tercer mundo era ilegítima e ilegal y, por tanto, inaceptable. Hoy en la Unión Europea (UE) la deuda es un arma letal en manos del poder financiero a través de sus esbirros euroburócratas, y mientras la UE concede a España un año o quizás dos para reducir su déficit público, machaca implacable a Grecia.

Ningún país de la UE puede siquiera dudar de la política de austeridad, reducción del déficit público y religioso pago de la deuda. Ni soñar con moratorias, reestructuraciones o quitas. Aunque las políticas de austeridad y pago de deuda supongan frenazo económico, crecimiento ridículo, más paro o trabajo precario, desigualdad obscena y más pobreza.

Grecia tiene superávit primario porque ingresa más por impuestos que lo que gasta en pagar a funcionarios y financiar políticas. Pero tiene déficit final porque ese superávit se lo come el pago de intereses de la deuda. Si pagara menos intereses no tendría déficit. O si el interés a pagar fuera tan bajo como el que el Banco Central Europeo (BCE) concede generoso a la banca por inyectarle millonadas de liquidez.

¿Que Grecia tenga déficit por abonar intereses mueve a sus “acreedores” a ofrecer un pago más llevadero? Evidentemente, no. Y además exigen “reformas”. Que en román paladino significa que una amplia mayoría de la ciudadanía griega verá vulnerados sus derechos y lo pasará peor. Los principales acreedores de Grecia, por cierto, son el Fondo Monetario Internacional (FMI), BCE y eurozona. Tienen casi el 80% de la deuda griega.

Hablando de déficit, cabe señalar que España tiene déficit primario, porque lo recaudado con impuestos es menos que lo que gasta. Más 34 mil millones de dólares de pago anual de intereses de deuda. El déficit español es considerable y su deuda, mayestática.

¿Por qué ese diferente trato con Grecia y España? Porque el gobernante Partido Popular (como el gobernante PSOE con Zapatero) no cuestionan la política de austeridad de la UE. Grecia lo hizo y, aunque luego cedió, ha sido atropellada para escarmiento de terceros. Ahora el FMI pide más “progresos” para que los acreedores (que son ellos) concedan un tercer rescate. Sin más “reformas” no hay rescate.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, ha remachado que solo habrá acuerdo de acreedores (ellos) y Gobierno griego si este hace las reformas pendientes. Y cuando los burócratas de la UE o del FMI piden “reformas”, la gente común ha de apretarse el cinturón. Para que no suene a extorsión (que es lo que es), Moscovici hace un brindis al sol y dice que “se necesita un paquete de reformas creíbles, económicamente adaptadas, financieramente sostenibles y socialmente justas”. Increíble la desfachatez de esos euroburócratas.

Muy comprensiva, esa “troika” reconoce la dificultad de “grandes reformas fiscales y de las pensiones” que el Gobierno griego ha de hacer sí o sí. Las de las pensiones se traducirán en pensiones aún más reducidas y más dificultades para obtenerlas. Y las “grandes reformas fiscales supondrán que quienes más tienen paguen mucho menos de lo que deberían”. Quien pagará más será el pueblo trabajador, mientras el capital pagará impuestos de chiste por sus rentas. Si paga.

Austeridad, rebaja del déficit, recortes presupuestarios, reducción de pensiones y demás obscenidades… lo paga el pueblo trabajador. Millones de griegos en estado crónico de incertidumbre y amenazados por la pobreza. No se merecen eso. Harvey tiene razón cuando explica que, además de la explotación de siempre por la que la minoría dominante se queda con el beneficio del esfuerzo del pueblo trabajador, hoy además le arrebata lo conseguido tras siglos de lucha: servicios públicos, derechos humanos sociales y económicos, dignidad…

La buena noticia es que la austeridad presupuestaria empieza a considerarse delictiva. En España, un fiscal ha acusado de homicidio imprudente a dos altos cargos de la consejería de sanidad del gobierno autónomo de Galicia, por no proporcionar medicamentos contra la hepatitis C que evitaría la muerte. Fármacos negados por “razones presupuestarias”. Por cierto, ahora recordemos que el informe de la auditoría de la comisión especial de la deuda griega demostró que gran parte de esa deuda es inmoral, ilegítima e ilegal. Y recomendó no pagar varios tramos de ella.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rumbo a Rusia 2018 Estos serán los primeros amistosos para la Sele

El equipo panameño clasificó como el tercer mejor equipo de Concacaf.
LA PRENSA/Archivo-Roberto Cisneros

Sistema Penitenciario Identifican a los presos que causaron incendio en cárcel de David

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Triunfo en casa 2-0 Barcelona se afianza en el liderato con cómoda victoria ante el Málaga

El Barcelona dominó el partido de principio a fin. El Barcelona dominó el partido de principio a fin.
El Barcelona dominó el partido de principio a fin. AP

El Barcelona logró una cómoda victoria este sábado ante el colista Málaga (2-0) y suma tres puntos que permitirá al equipo ...

Duelo entre las ocho mejores del mundo Batalla por el trono femenino del tenis mundial en el Masters

De izquierda a derecha, Garbine Muguruza, Karolina Pliskova, Venus Williams y Jelena Ostapenko durante la presentación del torneo. De izquierda a derecha, Garbine Muguruza, Karolina Pliskova, Venus Williams y Jelena Ostapenko durante la presentación del torneo.
De izquierda a derecha, Garbine Muguruza, Karolina Pliskova, Venus Williams y Jelena Ostapenko durante la presentación del torneo. AFP

El Masters femenino de tenis puede tener esta temporada un incentivo extra: siete de las ocho participantes en el torneo que ...