Geopolítica

Torrijos y la independencia de Belice

Temas:

Torrijos y la independencia de Belice Torrijos y la independencia de Belice
Torrijos y la independencia de Belice

Es posible que para algunos haya pasado inadvertido el papel que Omar Torrijos desempeñó en la independencia de Belice, esa pequeña región del extremo noreste de Centroamérica que logró separarse del Reino Unido el 21 de septiembre de 1981, en momentos en que en Panamá la lucha generacional se jugaba su última carta pacífica por la soberanía en todo el territorio nacional.

Para la época, Inglaterra, conservando un importante papel de influencia en el círculo de países poderosos, estaba desprendiéndose de su tradicional dominio colonial sobre el territorio beliceño, pero ello generaba algunos efectos contradictorios en lo que atañía a Belice, que temía que la retirada de los ingleses significaría la toma inmediata por parte de Guatemala, quien no renunciaba al reclamo de que ese territorio les pertenecía.

Aquella impronta, aparentemente ajena a la lucha por el Canal, se hizo parte de la estrategia internacional que adoptó Panamá para presionar a Estados Unidos en la mesa de las negociaciones canaleras, aislándolo de sus usuales aliados, sin dejar de gestionar apoyo de otros países en distintas regiones del mundo sobre la base de que las relaciones de Panamá debían ser readaptadas radicalmente. Nuestro país, fatigado con la presencia militar de Estados Unidos no podía desconocer la lucha del pueblo beliceño, pero debía cuidar que su posición no desembocara en un enfrentamiento directo con Guatemala y, por efecto dominó, con sus países vecinos. Como quedó escrito en La línea, las acciones debían ser programadas teniendo puestas las luces altas y realizarlas con las bajas.

Torrijos lo entendió de inmediato e hizo lo que las circunstancias permitían desde la resonancia que ofrecía el grupo de los Países No Alineados, que apoyaban a Belice en su choque con Guatemala. La encrucijada no era nada fácil para ser sorteada con un bostezo. Torrijos se decidió por una presencia dialéctica sin dejar de ser beligerante en el grupo de los Países No Alineados, lo que implicó algunos riesgos en el marco de determinadas oportunidades históricas, pero que supo compensar con importantes misiones internacionales lideradas por destacados panameños. El líder panameño no debió perder de vista el consejo de su entrañable amigo aracateño, el Gabo, quien decía que se podía ser infiel pero nunca desleal. Y como para las grandes cosas Omar Torrijos supo rodearse de asesores que sabían volar sin necesidad de aterrizar igual se valió de otros que carreteaban la pista sin alcanzar vuelo. Con ambos se aprendía y cuidaba que no le faltara uno de ellos, porque entonces se corría el peligro de perder una batalla importante.

Rómulo Escobar Bethancourt, por ejemplo, postulaba la tesis que el reconocimiento de Belice por parte de Panamá no convenía en ese momento por los efectos de un precedente del que podían echar mano algunos “zonians”, dado el sentimiento de permanencia en el que crecieron por la forma y modo en que vivían en la Zona del Canal.

Rolando Murgas Torrazza, rompiendo el silencio que conllevaban los argumentos de Rómulo Escobar, alegó que los beliceños constituían una nación con todos los atributos que las Naciones Unidas exigían. Y que Belice no era inglesa ni guatemalteca dadas las características propias de su idioma, sus costumbres, sus regiones selváticas, sus ruinas mayas milenarias, lo que hacía de ella un territorio enigmático.

Los consejos de Murgas tenían el calibre que le confería el haber presidido una misión a Jamaica, en 1975, en la que constató que el Gobierno de Jamaica estaba enojado, porque hubo declaraciones previas del Gobierno panameño que parecían comprometernos con Guatemala. El desencuentro fue manejado con propiedad, al grado de que todo el Caribe anglófono terminó apoyando nuestra causa. Panamá decide reconocer la independencia de Belice y Guatemala rompió sus vínculos diplomáticos con Panamá en menos de 24 horas.

Qué hacer para no definirse, se hubiera preguntado el alma de un indeciso en desesperada búsqueda de un refugio cómodo. Esa postura no embonaba con el general porque, como pudo concluir García Márquez, la vocación suicida de Torrijos era, con toda seguridad, el aspecto más negativo de su personalidad inquieta. El general, como en otras tantas cosas, fue nuestro felino silvestre que gracias a cazar en grupo, con la fineza de su mirada, la agudeza del oído y por el impulso del olfato contribuyó a que se hiciera factible, sin mayores espantos, la independencia de Belice. Torrijos demostró ser el primer gobernante panameño en jugar en las grandes ligas internacionales, sin duplicidades ni histrionismo. Era la única forma de liberarnos sin disparo de tiros ni recogiendo muertos inocentes. Y el logro alcanzado prueba que sigue invicto, porque no ha tenido descendientes. Decir lo contrario sería enojar al Omar Torrijos que muchos ahora están empezando a conocer en toda su dimensión y trascendencia.

El autor es abogado

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

JUICIO ORAL Los jueces escuchan a Mitchell Doens, víctima querellante del caso pinchazos

El expresidente Martinelli (centro) saluda a agentes de seguridad. El expresidente Martinelli (centro) saluda a agentes de seguridad.
El expresidente Martinelli (centro) saluda a agentes de seguridad. Luis García

El exdirigente del Partido Revolucionario Democrático (PRD), Mitchell Doens, una de las víctimas querellantes en el proceso ...

Foro de Apede Debaten sobre seguridad hídrica y cambio climático

Carlos Vargas, de la ACP, explicó la realidad que vive el país por la disminución de las precipitaciones. Carlos Vargas, de la ACP, explicó la realidad que vive el país por la disminución de las precipitaciones.
Carlos Vargas, de la ACP, explicó la realidad que vive el país por la disminución de las precipitaciones. Wilfredo Jordán

La necesidad de construir nuevos reservorios de agua, los efectos del cambio climático y las alianzas público-privadas para ...