ELECCIONES 2019

Los afro y la política

Un paso importante del movimiento afro en Panamá lo constituye la incorporación de negros con propuestas políticas para el próximo torneo electoral a realizarse en el año 2019.

Si bien es cierto que la participación no es nueva, la actualidad expresa una interesante situación, puesto que pareciera recibir la rúbrica del muy bien organizado movimiento negro, el cual ha ido madurando con resultados visibles y positivos a favor de la etnia.

Y es que el transcurrir del tiempo con realizaciones concretas condujo a su fortalecimiento para convertirlo en uno de los más importantes del país. Su lucha por la igualdad, por la no exclusión y discriminación, pero además por el respeto al negro, condujo-si no radicalmente, al menos significativamente- a ver de una manera distinta a este sector de la población que aportó y lo sigue haciendo al país.

No cabe duda de que la Ley 9 de 30 de mayo de 2000, que crea el Día de la Etnia Negra, fue, a mi juicio, un importante logro, pues sentó la base jurídica que permitió contundentes acciones. La celebración del día-ahora mes-de la etnia negra es un acontecimiento de carácter nacional que no pasa desapercibido.

Desde luego, mucho se ha tenido que hacer y pedir al poder político para los logros, por ello, cuando Alberto Barrow hace el anuncio: “Afros Visibles. Elecciones Panamá 2019”, no puede menos que plantear la incursión del afro panameño de manera organizada en política, con el respaldo del movimiento negro panameño, abriendo-por supuesto- otra etapa en la jornada.

Dice Alberto Barrow que: “A través de la iniciativa Afros Visibles se invita a los precandidatos y precandidatas que aspiran a cargos de elección popular-alcaldes, diputados, representantes-a exponer sus propuestas generales para todos sus potenciales electores, así como las iniciativas particularmente atinentes a reivindicaciones de las poblaciones afrodescendientes contenidas en el Plan de Inclusión Social Plena, elaborado en 2014 por el movimiento social afropanameño”.

Esta es una respuesta a la preocupación nuestra que planteaba que “...es tremendamente importante dejar planteada la posición del movimiento negro panameño en lo que respecta a las elecciones generales venideras... Los negros también somos votantes, hemos de elegir, tal vez sin conciencia o con ella, a quienes nos adversan. A los partidos oligárquicos, socialmente insensibles, jamás les ha interesado la suerte de las minorías. Bueno, al final terminamos dando legitimidad a posiciones que luego hay que combatirlas”.

Es una oportunidad para ganar espacio en favor de la lucha, para, desde el poder, hacer lo necesario en favor del país y particularmente de las etnias.

¡Negros de Panamá, uníos!

El autor es docente universitario

Edición Impresa