PROYECTO DE LEY 448

El agro: seguridad alimentaria

Después de tres años de iniciar la campaña para recuperar para el agro el Fondo Especial de Compensación de Intereses (FECI), el 31 de octubre pasado se aprobó en tercer debate, el proyecto de ley 448 que hace justicia y finalmente devolverá el 70% de este multimillonario fondo al sector agropecuario. Varios legisladores se han compenetrado con la problemática del agro y están empeñados en luchar para que este proyecto de ley sea sancionado por el Ejecutivo, se reglamente y empiece a surtir efecto en inversiones que dinamicen el sector.

El interior del país se dedica a actividades agropecuarias o devenga su sustento de labores relacionadas con el agro, esta actividad adquiere una importancia estratégica en la lucha por la reducción de la pobreza y la inclusión, además del impacto positivo en el resto de los sectores.

Para dinamizar el sector agro se requiere motivar a los jóvenes para que se interesen por estudiar carreras en el agro, que aprendan a introducir tecnología, que nos permita emular, por ejemplo, la región de Murcia-Almería, España, donde en tres décadas se pasó de ser la región más pobre del país a ser conocida hoy, como “el huerto de Europa”, que no solo exporta productos de alto valor, sino también tecnología y conocimiento en “agricultura protegida y tecnificada”.

A pesar de que el PIB del sector agro ha mostrado por décadas una tendencia a la baja; en términos absolutos ¡el número de ocupados en el agro no ha disminuido! Al contrario, con la introducción de tecnología, la producción agrícola de nuestro país en nichos especiales se está disparando. El agro puede llegar a ser a corto plazo el sector que más puestos de trabajo genere para jóvenes, si los formamos con las nuevas tecnologías.

Las condiciones están dadas para que se forme una coalición entre el MIDA, Meduca, Mides, Mitradel con la empresa privada, con la finalidad de emprender un arrollador movimiento en toda la nación, que permita a jóvenes acceder a carreras técnicas en el agro, acompañadas por prácticas extendidas en empresas exitosas en el agro.

Estas carreras técnicas se pudiesen impartir en todos los IPT del país, instituciones como el INA de Divisa y otros. El Meduca cuenta con los organismos de capacitación acreditados, que impartirían las clases con personal idóneo, en instalaciones existentes del Meduca, que solo requieren la adecuación de laboratorios demostrativos para el aprendizaje de tecnologías vanguardistas en el campo agropecuario.

Señor presidente Juan Carlos Varela, para llevar adelante este movimiento arrollador en el agro, se necesita que usted sancione el proyecto de ley 448, el cual en su artículo 2, destina el 5% de ese fondo para carreras a nivel medio y superior en el sector agropecuario. ¡El agro no puede esperar más! Necesita este apoyo para garantizar la formación en nuevas tecnologías de la próxima generación de agricultores.

La autora es rectora de la Universidad Tecnológica Oteima.

Edición Impresa