LECTURA

Una buena costumbre

Ya estamos calentando motores: la Feria Internacional del Libro de Panamá se celebrará en menos de un mes como siempre, en Atlapa. Una oportunidad, que será la número quince, de encontrarnos con los libros y sus autores. Este año, en el contexto de las celebraciones por el quinto centenario de la fundación de la antigua ciudad de Panamá, tiene un eslogan muy conveniente para este nuevo periodo presidencial en el que entramos: “Lee nuestro pasado. Imagina tu futuro”.

Es una buena costumbre leer y también esperar la feria con entusiasmo, como parte del calendario colectivo del país. Acostumbrados a “desear” otras celebraciones, que una parte cada vez mayor de la ciudadanía tenga ganas de que llegue este evento, es un éxito que conviene seguir alentando. Los libros y el pensamiento crítico son los garantes de una sociedad más libre.

Leer el pasado por lo menos advierte de dónde venimos y de las piedras a evitar más adelante, aunque hay mucho lector necio, que se indigesta de lecturas y va directo al despeñadero. Aun así, leer es también un punto de partida para imaginar futuros, aunque muchos lectores sean pesimistas pero, a pesar de ello, leer sigue siendo la mejor plataforma para construir, después de imaginar, el futuro.

Leer, imaginar, construir. Pasado, presente, futuros. En plural, como plural es nuestra sociedad que necesita más que nunca regresar a las raíces para explicarse y seguir creciendo. Si nuestra sociedad no va más allá del aquí y el ahora, si no analiza lo que le está ocurriendo, muy poco podrá hacer por sí misma. Leer no es solo un asunto lúdico, es también un acto que cuestiona lo establecido.

Que por mucho años más siga esta buena “mala” costumbre de leer, de comprar libros, de señalar y decir en voz alta ¡el rey está desnudo!, como nos enseña en su cuento Andersen. Lean para atrás, piensen hacia adelante: esa es la receta que el sistema quiere que ignoremos.

El autor es escritor 

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL