VOTO INDEPENDIENTE

Una cruzada por la decencia

Temas:

Una cruzada por la decencia Una cruzada por la decencia
Una cruzada por la decencia

Definitivamente, el proceso de permitir las postulaciones independientes, como ha sido planteado según la última reforma electoral, es otra farsa más de la partidocracia criolla, de quienes promueven la inscripción de nuevos partidos, y del gobierno de turno, que se ejecuta con la complicidad tanto del Órgano Judicial y el Tribunal Electoral, como de aquellos que con el disfraz de independientes se convirtieron en caballos de Troya para mantener el statu quo vigente para seguir aferrándose al poder y que todo continúe igual.

Es lo mismo que se hizo para asegurarse que jamás sea posible convocar a una asamblea constituyente que pueda generar un cambio de sistema.

De la misma manera que es un insalvable obstáculo, recoger más de medio millón   de firmas para convocar a la constituyente sin un apoyo financiero para cubrir los gastos de logística, o que un presidente sin recurrir a tránsfugas y sobornados en la Asamblea, logre la mayoría absoluta para convocarla, o que los diputados que no representan sino a sus partidos políticos la convoquen por iniciativa propia, con lo cual se aplicarían el haraquiri; pedirle a quien quiera participar en el proceso que salga como un desesperado a buscar firmas, con la espada de Damocles sobre su cabeza de que si no logran superar el número garantizado por los partidos a los caballos de Troya que tiene de aspirantes, jamás serán postulados, como hemos dicho hace de este proceso una farsa absoluta y una burla a nuestra población, y es nuestro deber hacérselos saber.

Si bien es cierto el Código Electoral puede obligar a los partidos en formación a recoger firmas para su reconocimiento, que es una cosa, ninguna ley puede establecer requisitos y condiciones para la elegibilidad a los ciudadanos, que no sean exclusivamente por razones de edad, nacionalidad, residencia, idioma, instrucción, capacidad civil o mental, o condena, por juez competente, en proceso penal.

La Convención Americana de los Derechos Humanos, de la que Panamá es signataria, es un instrumento que está incorporado a nuestro ordenamiento constitucional. Así lo ha reconocido la Corte Suprema de Justicia en diversos fallos proferidos, sin embargo, ni los “notables” ni los diputados ni los magistrados de la Corte y el Tribunal Electoral, y mucho menos el Ejecutivo Nacional, parecen haberse percatado de ello en el momento que aprobaron las inconstitucionales reformas al Código Electoral, que anularon la posibilidad de que el hombre de a pie, descalzo, desnutrido y enfermo, pueda acceder a la conducción de su destino.

Ya el ciudadano se percató cabalmente de que cualquier mejoramiento a su calidad de vida solo es posible hacerlo accediendo al poder. Que no existe forma alguna de transformar nada, a menos que se llegue al poder, y que han sido demasiadas las frustraciones que le ha traído elegir al que considera es el menos malo de las propuestas de los partidos políticos, hoy consolidados en una sola fuerza que amalgamaron gobierno y oposición, cuyas únicas coincidencias son la carencia absoluta de ideología política y la voluntad para depredar el patrimonio público.

Es por ello que hemos emprendido una verdadera cruzada nacional para remover los truculentos obstáculos que impiden al ciudadano ejercer su constitucional derecho a ser electo para acceder al poder y producir las transformaciones que necesita de manera democrática, libre y con transparencia. Solo el pueblo salva al pueblo.

Esa es nuestra primera tarea. Procurar que más y más personas indignadas y asqueadas de tanta corrupción e impunidad entiendan que no habrá mesías, ni dentro ni fuera de los partidos políticos o grupos económicos, capaz de mejorar su situación actual. Que no existen servicios de fumigación y limpieza capaces de sacar las alimañas que le perturban, y solo él mismo podrá hacerlo.

Ni la impunidad ni la corrupción se detendrán por marchas, piquetes y manifestaciones que se hagan, y muchos menos hablando de una constituyente que es imposible convocarla. Ya está claro que todos los que han llegado al poder se embarraron con el lodo de la corrupción, y como tal nada harán para limpiárselo. Todo seguirá siendo un show para distraer a la gente del asunto que tiene mayor importancia: ¡que los independientes de verdad lleguen al poder!

Y es por ello que todos tenemos que llenarnos de valor y postularnos para llegar al poder. Y mientras esto suceda, nosotros seguiremos en esta cruzada para lograr el adecentamiento nacional.

El autor es abogado.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Si te lo perdiste

LIGA DE NACIONES Un reto de altura para Panamá

Estadio Azteca de México
Alexander Da Silva

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

PROCESO JUDICIAL Magistrado fiscal solicita audiencia para imputar cargos al diputado Arquesio Arias

Arquesio Arias, diputado del PRD. Arquesio Arias, diputado del PRD.
Arquesio Arias, diputado del PRD. Luis García

El magistrado de la Corte Suprema de Justicia Olmedo Arrocha, quien actúa como fiscal del caso que se le sigue al diputado ...

Cambios al reglamento de la Asamblea Nacional Proponen descontar salarios a los diputados paviolos

La subcomisión legislativa la presidió el diputado oficialista Raúl Pineda (Cen.). La subcomisión legislativa la presidió el diputado oficialista Raúl Pineda (Cen.).
La subcomisión legislativa la presidió el diputado oficialista Raúl Pineda (Cen.).

Los diputados que no cumplan con las disposiciones de transparencia serán sancionados con una multa equivalente al doble de su ...