Exclusivo: El primer capítulo de 'Origen', última novela de Dan Brown, este domingo en la edición impresa de La Prensa.

[SOCIEDAD]

En el cuarto de estar

Vivimos rodeados de bullicio. Habrá que estar atentos para que tanta estridencia y estruendo no impermeabilicen nuestros oídos a las voces que nos llegan de aquellos a quienes más amamos.

Temas:

Nos movemos a ritmos mucho más acelerados y, rara vez, nos permitimos “perder” toda una tarde alrededor de una mesa en despreocupada tertulia con amigos o familiares. Hemos sustituido esa costumbre por la confortabilidad de unos estupendos sofás orientados hacia la televisión. Por si no bastara, tenemos también la computadora.

No voy a descubrir ahora las portentosas prestaciones que este instrumento ofrece a quienes saben hacer de él un uso razonable. Pero no es menos cierto que, cuando se pierde el control, se corre el riesgo de caer en brazos de una peligrosa tiranía que aísla del entorno más próximo y se convierte en un muro que dificulta la comunicación con quienes, por su proximidad, más necesitan de ella.

No dejaría de ser una tragedia que una deficiente comunicación en el propio hogar sirviera de pretexto para tratar de paliar, a través de las redes sociales, la absoluta necesidad de una relación cálida y funcional a la que aspira el corazón humano. Por otro lado, es difícil liberarse de la servidumbre a que nos encadenan los compromisos que adquirimos y liberar espacios en los que la tiranía del reloj no se nos imponga.

No habilitamos espacios para que puedan producirse encuentros genuinamente humanos en que se expresan emociones, se comparten inquietudes, se manifiestan complicidades que son propias de seres que se quieren o, simplemente, “se pierda el tiempo”, si se me permite la expresión, con aquellos a quienes nos debemos. Pues, no debiéramos ignorar que quizás sea esa presunta pérdida de tiempo lo que más contribuye a que realmente lo ganemos.

Bueno sería comprender que prescindir del reloj es es, con harta frecuencia, la más genuina expresión de amor.

Tratemos de recuperar el espíritu de proximidad y de cordialidad. Ese espíritu empático que nos permite sintonizar con el otro y reparar en lo nimio, en lo aparentemente insignificante, en lo que nos pasa desapercibido. El diálogo es esencial a la personalidad, y ha de ser un diálogo en el que yo me dé verdaderamente y en el que sea verdaderamente recibido”.

No podemos despedirnos de la necesidad de mantener modelos de comunicación que nos permitan sentirnos vivos, reconocidos, queridos… Una comunicación profunda que nada tiene que ver con la transmisión de obviedades y sí con hacernos mutuamente partícipes del caudal de vivencias que se suceden en lo más hondo de nuestro yo.

Comunicar, en el sentido más genuinamente humano, no es contar cosas, sino expresar lo que sentimos, no es parlotear de lo que tenemos o de lo que ambicionamos poseer, sino hacernos regalo, los unos a los otros, de nuestras emociones, nuestros gozos o pesares, nuestros afectos, nuestros valores…

Vivimos rodeados de bullicio. Habrá que estar atentos para que tanta estridencia y tanto estruendo no impermeabilicen nuestros oídos a las voces que nos llegan de aquellos a quienes más amamos. También para evitar que los murmullos interiores, en forma de desgana, prejuicio, comodidad o indiferencia, limiten nuestra capacidad para acoger los mensajes de quienes nos rodean, de escuchar adecuadamente las voces de familiares, de cónyuges, hijos o abuelos… Porque menesterosos de atención lo somos todos.

Todos, en una palabra, precisamos que no se desatienda una de las más radicales necesidades de cuantas experimentamos: la de ser tenidos en cuenta y aceptados como sujetos que, al expresar el contenido de nuestro mundo interior, nos sentimos reconocidos, respetados, incondicionalmente aceptados…, en definitiva, amados.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rumbo a Rusia 2018 Estos serán los primeros amistosos para la Sele

El equipo panameño clasificó como el tercer mejor equipo de Concacaf.
LA PRENSA/Archivo-Roberto Cisneros

Sistema Penitenciario Identifican a los presos que causaron incendio en cárcel de David

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

manifestación silenciosa Tristeza y furia en Portugal por mortíferos incendios forestales

La protesta durante su paso por la plaza Comercio, en Lisboa. La protesta durante su paso por la plaza Comercio, en Lisboa.
La protesta durante su paso por la plaza Comercio, en Lisboa. AFP/Patricia de Melo Moreira

Miles de personas salieron a las calles de varias ciudades de Portugal el sábado para expresar tristeza y furia por la ...

Guanajuato Un dron explosivo, el último artefacto del crimen organizado en México

Las autoridades no han podido investigar el lugar en el que los criminales pretendían sobrevolar el dron. Las autoridades no han podido investigar el lugar en el que los criminales pretendían sobrevolar el dron.
Las autoridades no han podido investigar el lugar en el que los criminales pretendían sobrevolar el dron. Tomado de Internet

Las autoridades de México se sorprendieron el viernes al incautarse por primera vez de un dron con explosivos y equipado con ...

Preparación para Rusia 2018 Cambian la fecha y el lugar del amistoso entre Panamá e Irán

Panamá clasificó al Mundial como el mejor tercer equipo de Concacaf. Panamá clasificó al Mundial como el mejor tercer equipo de Concacaf.
Panamá clasificó al Mundial como el mejor tercer equipo de Concacaf. LA PRENSA/Archivo-Roberto Cisneros

La Federación Panameña de Fútbol (Fepafut) informó este sábado que la fecha y el lugar donde se iba a disputar el partido ...