PRODUCCIóN AGROPECUARIA

La ganadería

El hato ganadero nacional de 1 millón 556 mil reses en 39,000 explotaciones ganaderas, ( de 0 a 10 hectáreas 27% , el 47% entre 10 -50 , 22% de 50 a 200, y de 200 a 500 4%) ocupando 1 millón 450 mil hectáreas de pasturas (19% ) del territorio del país, según el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) . En 2001, eran 1,500,000. El hato ganadero esta estático 325,000 reses aproximadamente (20%) sacrificadas por año para exportar y para el consumo local, que ha disminuido por su mayor precio ante las carnes blancas con menos grasas, de aves y cerdos. No somos competitivos con los países que tenemos TLCs, por ineficiencias tecnológicas que urgen corregirse, mediante un plan agresivo de extensión agropecuaria, en el que participen la banca estatal y privada que financian la actividad. Con miras a exportar a los EU y China Popular, utilizando el mayor Hub logístico de la región.

El promedio de los nacimientos anuales en la ganadería panameña es del 54%, según el INEC. De 100 vientres, vacas y novillas aptas para reproducirse, 54 tienen crías cada 18 a 24 meses, cuando anualmente debe ser entre 85 y 90% los nacimientos . No se práctica la palpación rectal para detectar la preñez antes del tercer mes, para dar un manejo adecuado a las que no lo están y que lo consigan. Se debe establecer un mecanismo para evitar el sacrificio de hembras preñadas. En 2017 fueron 152,000 y el 85% es el promedio de gestantes. Se conoce, pero se aplica poco: el pastoreo rotativo, dividiendo en mangas los extensos potreros tradicionales, utilizando cercas eléctricas con energía solar, suministro de agua a base de cosecha de agua y pozos. El ganadero panameño no guarda pastos ni forrages cuando abundan, para utilizarlos en épocas de escasez usando la: henificación, ensilage, y henolaje. El suministro de sal minerizada es restringido en cantidad y calidad, a pesar de conocer la ventaja de ofrecerla para el uso de la ganadería ad libitum : en la reproducción, crecimiento y engorde del hato, para lograr una carga ganadera de 2.0 / animales por hectárea , contrario al promedio nacional actual de 1.1 según el INEC.

Así cumpliríamos con lo promovido mundialmente por la FAO: “producir más en menos área”...

Como parte del desarrollo del sector, considero que en la reglamentación de la Ley del FECI: No. 98, del 9 de octubre de 2019: deben incluir un mecanismo muy preciso para otorgar este subsidio de tal forma que esté condicionado a poner en práctica la transformación tecnológica.. no se debe permitir que el subsidio se use para comprar vehículos de uso personal.

El autor es veterinario y ex ministro del Mida y ex legislador de la República.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL