CAMBIO SOCIAL

¿Cuál será el impacto de la JMJ en Panamá?

El panameño cuenta con la capacidad, demostrada en la historia, de aumentar su motivación social cuando desea lograr un objetivo nacional: lograr un campeonato deportivo a nivel regional o mundial, luchar por nuestra soberanía; ganar unas elecciones, etc. Sin embargo, los aprendizajes que se logran en esos momentos de entusiasmo y lucha pueden perderse con el pasar del tiempo: la conducta aprendida que no se practica se olvida.

Debemos prevenir que ocurra con la JMJ lo que sucede con nuestros niños y jóvenes después de hacer la primera comunión y la confirmación, e incluso con los adultos que contraen nupcias: pobre participación en las actividades parroquiales y bajo compromiso en la práctica religiosa.

La JMJ constituye un gran reto y una esperanza para nuestro pueblo. Deberíamos evaluar su impacto, examinando los indicadores de cambio psicosociales y espirituales en los panameños, y organizar grupos permanentes dentro de las parroquias y de los colegios.

La psicología social y las leyes del aprendizaje deben emplearse en cada parroquia para que las semillas que se han sembrado germinen, como son los casos, hipotéticos, descritos a continuación, de Federico y Marcos.

Federico (22 años): “No sabía qué hacer en la vida. Pensaba que cada cual tiene que velar por lo suyo; nada de preocuparme por mis hermanos, ya que ellos tienen la vida que se buscaron.

¡Qué equivocado estaba yo! A mi madre se le ocurrió traer dos peregrinos a mi casa. Nunca nadie me había comprendido tan bien como lo hicieron ellos. Su alegría y permanente sonrisa me llenaron de ganas de buscar la antorcha de Cristo. Ahora, dos meses después de la JMJ, tengo anhelos de terminar mis estudios, e invito a mis hermanos a misa y a participar en las actividades comunitarias de mi parroquia: ¡Viva la JMJ!”.

Marcos (21 años): “Cada vez que pensaba en las próximas elecciones, me decía: No votes por nadie. Todos son unos corruptos y no van a cumplir sus promesas. Llegó la luz a mi vida: mi novia me arrastró a que la acompañara en su voluntariado en la JMJ: escuchar las canciones y ver el entusiasmo de los peregrinos despertaron algo dentro de mí. Empecé a reflexionar y tomé la decisión de formar un grupo en la universidad en la que estudio para examinar, de manera crítica, y sobre todo a la luz de la doctrina social de la Iglesia católica, las propuestas que traen los candidatos en estas elecciones. ¡Bendiciones JMJ!

Los cambios que Federico y Marcos realizaron representan la esperanza que se espera lograr con JMJ.

El autor es psicólogo y docente universitario

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL