[SOCIEDAD]

Las máscaras de los jóvenes

Hoy día los adolescentes forjan su identidad personal no solo en la familia y en la escuela, sino a través de los modelos e íconos que les ofrecen los medios de comunicación.

Temas:

El significado de máscara ha superado el restringido al espacio teatral y ha invadido la vida entera: la máscara ha venido a significar el engaño, el disfraz, el artificio, la mentira, la ocultación que nos hace mostrarnos ante los demás como en realidad no somos.

En muchas ocasiones, el hombre de nuestros días lleva la máscara puesta, y no es capaz de mostrar su yo real. Ese hombre posmoderno vive bombardeado y deslumbrado continuamente por las máscaras de la seducción, la apariencia, la belleza corporal, el triunfo “a toda costa”, el tener, el poder, el dinero, la moda, la velocidad, “el glamur”…, máscaras que los medios de comunicación (cine, revistas, televisión, redes sociales…) presentan como los ideales de la vida actual. El símbolo más preciso de este tipo humano, el ícono más significativo es, sin duda, Narciso, quien, desde la antigua Grecia sigue enamorado permanentemente de su bella figura, reflejada en las aguas cristalinas del río: el Narciso del siglo XXI solo es capaz de vivir para sí mismo y su máscara. Y los jóvenes, ¿llevan máscaras? No podemos olvidar que la cultura juvenil no es monolítica ni unitaria, sino múltiple y diferenciada, por lo que nos encontramos con estilos de vida y de conducta muy diferentes.

Por otra parte, comprobamos que los jóvenes-adolescentes, hoy día, van forjando su identidad personal no solo en la familia y en la escuela, sino también a través de los modelos e íconos que les van ofreciendo los medios de comunicación. Los pobres y machaconamente repetidos eslóganes de estos medios, perfectamente globalizados, difundidos hasta la saciedad, manipulados, mercantilizados, virtualizados, que giran casi siempre en torno a los pseudovalores que antes apuntamos: búsqueda del poder, del tener, de triunfar como sea, de consumir desaforadamente, de la tecnología sin humanismo, del pragmatismo sin alma, son los potentes imanes hacia los que tienden muchos jóvenes.

Los chicos y chicas de nuestro tiempo, para lograr esas metas que les imponen “a presión” tienden a ponerse la máscara de la conveniencia, el disfraz de la inautenticidad, la careta de la falsedad, porque tienen que seguir viviendo y medrando, porque tienen miedo al fracaso, al olvido, al ridículo, a quedarse fuera del juego social. Y entonces se olvidan de ser ellos mismos, de ser veraces y auténticos, de ser valientes y honestos, de buscar su propia senda… Se olvidan de ser felices.

Escucho lo que me dice Juan Carlos, joven-adolescente: “En esta sociedad tan cruel y falsa hay que estar preparado para “saber nadar entre dos aguas”, para dar codazos cuando haga falta, para poner zancadillas y trampas si no hay más remedio, para adular, trepar, mentir con la máscara bien puesta, si no quieres morirte de asco y de ser nada”… Y en la misma línea de Juan Carlos, Ricardo, que lleva sin trabajo más de dos años, se expresa así: “Mira, aquí miente todo el mundo: los políticos, que no dicen más que ‘chorradas’, los empresarios, que estrujan al trabajador, los curas, que no hacen lo que predican, los banqueros, que se llevan los millones de los pobres ahorradores, los compañeros, que inventan currículos falsos, méritos inexistentes… hasta los padres, educadores, amigos… a veces nos traicionan y también nos mienten…. Yo reconozco que es muy difícil no ponerse en alguna ocasión la máscara”; por el contrario, Ana Isabel, voluntaria social durante muchos años, que ha escuchado a Ricardo, no quiere esconder sus ideas: “Yo pienso, sin embargo, que sería estupendo poder vivir sin miedo a la mentira, vivir en un mundo basado en la verdad, en la confianza mutua, en la dignidad personal: Sé que es casi una utopía, pero a mí nadie me puede prohibir que aspire a ello… Eso me mantiene viva”.

Para terminar, no me resisto a recordar lo que me dice Ana Elisa, joven química: “Yo creo que mentir, enmascararse, es faltar al respeto a los demás: El que miente una vez podrá mentir siempre. El mentiroso no tiene fondo como persona y suele ser inmaduro e irresponsable. Los que mienten habitualmente y no se muestran con nobleza y verdad no confían en sí mismos ni en los demás. Es imposible una sociedad con futuro, si la basamos en la máscara y en el engaño. Para mí solo la verdad es la semilla de un mundo mejor”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado se defiende de demanda millonaria

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Destacados

Lo último en La Prensa

Videos del día Restauran libros heridos por sismo en México

Restauran libros heridos por sismo en México Restauran libros heridos por sismo en México Vídeo
Restauran libros heridos por sismo en México AFP

Un mes después del devastador sismo que sacudió México, un grupo de voluntarios restaura, limpia y organiza más de 2 mil 500 ...

DEBERÁN ESTAR LISTOS EN UNA SEMANA Los prototipos de muro fronterizo comienzan a tomar forma en San Diego

Los prototipos deben ser capaces de soportar por lo menos cuatro impactos de un mazo, pico, soplete, cincel o herramientas a baterías. Los prototipos deben ser capaces de soportar por lo menos cuatro impactos de un mazo, pico, soplete, cincel o herramientas a baterías.
Los prototipos deben ser capaces de soportar por lo menos cuatro impactos de un mazo, pico, soplete, cincel o herramientas a baterías. AP/Gregory Bull

Los últimos dos de los ocho prototipos para el muro fronterizo que propuso el presidente Donald Trump comienzan a tomar forma ...

supuesto tráfico de influencias Corte de Costa Rica separa a magistrado por escándalo con cemento chino

El juez Celso Gamboa de la sala penal de la CSJ. El juez Celso Gamboa de la sala penal de la CSJ.
El juez Celso Gamboa de la sala penal de la CSJ. Tomado de Internet/Nacion

El pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Costa Rica separó por tres meses a uno de sus integrantes para investigarlo ...