SALARIO MÍNIMO

Lo prometido es deuda

Temas:

La institución laboral del salario mínimo –pues este no es solo un precio– nació en 1890 en Australia, y hoy la ha incorporado el 90% de los Estados miembros de la OIT, desde China hasta Cabo Verde.

Este año no podemos dejar de recordar los Acuerdos de Grenelle entre el Gobierno de Francia, las asociaciones patronales y los sindicatos. En ellos se decidió incrementar los salarios mínimo y medio, y se pactó la semana laboral de 40 horas, entre otros resultados. Se firmaron dichos acuerdos en mayo de 1968 a raíz de la mayor huelga general en dicho país. Un mayo que selló el siglo XX y que se asocia con los afanes de cambio que alentó.

A fines del año pasado el gobierno conservador de Mariano Rajoy incrementó en 4% el salario mínimo en España respecto del año anterior. En 2017 dicho salario se había incrementado en 8% en una economía cuyo producto interno bruto crece por debajo del 3%.

Como se puede apreciar, el incremento del salario mínimo no es un tema de ideologías. Más bien hay una realidad profunda sobre la cual quiero reflexionar.

Un cambio copernicano en la comprensión del quehacer productivo lo dio la economía política, que con Adam Smith propuso que el trabajo es la fuente real del valor y no la tierra, como lo venía señalando la Escuela Fisiocrática.

Hasta fines del siglo XIX, en que primó la economía política, se buscaba explicar las relaciones de producción a partir de cómo las instituciones y circunstancias políticas influían en el mercado. Una visión de la economía de enfoque matemático y autocalificada como “neutral” ha ido ganando espacios hasta la crisis económica de 2008, de origen financiero pero con innegables consecuencias en la vida de la gente: pérdida de puestos de trabajo, caída real de los salarios, creciente informalidad con sus consecuencias de desprotección, entre otras consecuencias.

No en vano, Richard Thaler ha ganado el Premio Nobel de Economía del año pasado por sus contribuciones al análisis del proceso de toma de decisiones económicas. Ya en 2002, el psicólogo Daniel Kanheman ganó el mismo premio por haber integrado aspectos de la investigación psicológica en la economía, especialmente en relación al juicio humano y la toma de decisiones en contextos inciertos. Dos ejemplos de cómo la gente debe estar en el centro de la economía para que esta rinda los frutos que de ella se esperan.

La economía sin política ha demostrado sus limitaciones para explicar los más urgentes desafíos que la globalización nos plantea. La economía política tiene una dimensión humana que, a mi modo de ver, es indispensable para poner a la gente primero. Desde esta perspectiva, el salario no es un mero precio, así como el trabajo no es una mera mercancía.

Esperamos que en este 2018 se generen alrededor de 40 mil nuevos puestos de trabajo. Para ello, en el gobierno hemos cumplido nuestras tareas en tres áreas que permitirán la generación de puestos de trabajo directos e indirectos: la apertura de relaciones con China, el cuarto puente sobre el Canal y la línea 3 del Metro. Estoy seguro de que nuestros empleadores y trabajadores podrán aprovechar estas oportunidades y generar nuevas, así como contribuir a la mejora de la competitividad de nuestras empresas y de nuestra economía.

La institución laboral del salario mínimo puede ayudar a garantizar que todos los miembros de una sociedad se beneficien de una justa distribución de los frutos del progreso; puede ayudar a superar la pobreza en articulación con otras políticas públicas, y puede ayudar a reducir la desigualdad, incluida la disparidad entre hombres y mujeres. Puede ayudar también al crecimiento del mercado al contribuir a la dinamización del consumo.

Como lo sostiene el Plan Estratégico Nacional, en Panamá debemos crecer más y mejor para que haya más y mejores empleos, y más panameños con trabajo decente, pues en el centro de la economía política está la gente.

El autor es ministro de Trabajo y Desarrollo Laboral

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

ENTREVISTA Largo caminar por una vacuna contra el VIH

El doctor Ríos asistió a la última reunión de la ONU el pasado 12 de junio. Cortesía-Adan Ríos El doctor Ríos asistió a la última reunión de la ONU el pasado 12 de junio. Cortesía-Adan Ríos
El doctor Ríos asistió a la última reunión de la ONU el pasado 12 de junio. Cortesía-Adan Ríos

El investigador y médico oncólogo panameño Adan Ríos ha dedicado sus esfuerzos durante tres décadas a la búsqueda de una ...

Portero de Egipto El-Hadary, por el récord de Mondragón contra Arabia Saudita

El arquero Essam El-Hadary espera por la oportunidad para entrar en la historia de los Mundiales. El arquero Essam El-Hadary espera por la oportunidad para entrar en la historia de los Mundiales.
El arquero Essam El-Hadary espera por la oportunidad para entrar en la historia de los Mundiales. AFP

¿Essam El-Hadary finalmente hará historia en la Copa del Mundo? A sus 45 años, el legendario guardameta egipcio se convertiría ...

Caso Martinelli Renuncio a que se burlen de la justicia

En este momento parecemos estar en la mitad de una mala novela de misterio, donde las pistas se van revelando a medida que ...