TAL CUAL

ESTRATEGIA. Las movidas en la Corte preocupan en Miami. La defensa de Il Capo dice que este podría renunciar al Parlacen. ¿Será que los números no le dan? En la Corte se necesitan seis votos y en un juzgado todo depende de una persona.

BATALLA. Por los lados del Ejecutivo empiezan a circular nombres para la Corte: Farah Urrutia, Jaime Jácome y Octavio Amat. En la Asamblea, en tanto, las bancadas del PRD y del CD ya alistan las bazucas.

SOLO. Por cierto, los 17 diputados ‘rebeldes’ de CD, a quienes Mario Martinelli les adelanta un proceso de expulsión, están felices, porque casi la mitad de los miembros del Tribunal de Honor renunció.

DERIVA I. La politiquería en las universidades estatales, derivada en gran medida del método “democrático” de elección de sus autoridades, le hace daño a la educación. En la UMIP, por ejemplo, entre 2014 y 2016 se han electo dos rectores (Víctor Luna y Aládar Rodríguez) y aún no se sabe quién es el capitán en propiedad de ese barco, porque el pleito está en manos de los magistrados de la Corte, uno de ellos, un exrector de la UMIP (Luis Ramón Fábrega).

DERIVA II. Esta universidad se creó para atender un sector clave del país. Por eso se le da un presupuesto de $12 millones e, incluso, se habla de un barco-escuela. Pero con estas peleítas lo que vamos a provocar es que se nos hunda el barco.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL