TAL CUAL

DÉCIMA DE MOMO. Llegó por fin el Carnaval/ fiesta pa’ todo el mundo/ pa’l licor, éxito rotundo/ una celebración sin igual/ y que nos libre de todo mal./ Algunos quedan mareados/ otros más, arrastrados,/ pero el que más celebra/ es el presidente Varela/ que olvidemos a los magistrados.

DESARROLLO. La ONU urge a Panamá que apruebe la educación sexual integral, que mejore la legislación sobre temas de género y que despenalice los abortos. Y de una vez aparecieron los comentarios sobre la conspiración del mundo para destruir la moral y las buenas costumbres de Panamá. Que si el ateísmo, que si el satanismo, que si la ideología de género, que si el arca de Noé. En este país de vaina y de espíritu santo, qué tal si asumimos nuestra responsabilidad y tomamos medidas sobre nuestra reproducción y nuestra sexualidad.

VACAMONTE. Demetrio Papadimitriu aseguró que el dinero que le apareció en Andorra fue producto del trabajo honesto. ¿Y por qué lo mandó a Andorra?, ¿los impuestos nada más son para los pobres?, ¿y qué onda con enviar el dinero a una cuenta cifrada? No aclare que oscurece.

DOS CARAS. Muchos han salido a criticar la publicación de El País sobre Papadimitriu bajo el argumento de que fue una noticia plantada. Cada uno tiene derecho a pensar lo que quiera, pero que al menos sean congruentes, ya que estos eran los mismos que aplaudían a El País cuando el que daba declaraciones era Tacla Durán.

PROTECCIÓN. El Estado cuida tanto a sus funcionarios que hasta les pone escoltas a las hijas del ministro de Ambiente para que se sientan seguras cuando van a comprar croissants de chocolate en Clayton.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL