TAL CUAL

MEDIDAS. El Tribunal Electoral debe tomar medidas enérgicas contra quienes violaron la veda electoral. No solo por sus hechos, sino por sus reacciones. Raúl Pineda aseguró que está dentro de la ley, porque su carpa estaba fuera de las áreas de los culecos. José Luis Varela mandó a la gente a buscar mejores cosas que hacer. Ojalá estas violaciones a nuestro sistema electoral no queden en una multa de $100 y ya.

PROTEGIDO. Volvió Frank Ábrego. Lo vieron por los culecos de Chitré, llevaba radio y varios escoltas. ¿Alguien sabe cuál es la verdadera función de este señor? Después de Senafront, pasó a Cancillería, luego al MEF como asesor. Estaría bueno saber en qué asesora el señor Ábrego y por qué necesita tantos escoltas.

MECENAS. Calle Arriba de Las Tablas fue lujo tras lujo durante estos carnavales. Algunos de los conocedores en estos asuntos de tunas y demás dejaron ver que la mayoría de los fondos fueron otorgados por un diputado de la Asamblea Nacional, cuyo nombre rima con “salías” y su apellido con “pastillo”. Ojalá y esas donaciones hayan salido de su bolsillo y no del fondo de donaciones que la Asamblea se ha inventado para saquear al erario.

ANTOJOS. Para seguir en Las Tablas, abrieron un restaurante de comida rápida de franquicia estadounidense, y obviamente ese fue el lugar más concurrido después de la mojadera y antes de la guaracha nocturna. Las hamburguesas fueron más que las torrejitas, las carimañolas y el sancocho.

PRIORIDADES. De acuerdo con un informe de la FAO, Panamá desaprovecha sus características de suelo y de clima para la producción de frutas tropicales como el mango, la papaya, piña, aguacate y otras. Y es que es lógico, si desde hace décadas la apuesta de inversión panameña se ha puesto en los negocios de banca y de bienes raíces. De centros comerciales no se come, de la soberanía alimentaria sí.

PROCESO. Este viernes será la audiencia de imputación a Mario Lázarus por atropellar a una niña. No hay Carnaval que nos haga olvidar esto.

Edición Impresa