Tal Cual

DESMEMORIADO. Jerry Wilson no tuvo reparo en preparar la “observación” que la diputada presidenta Yanibel Ábrego presentó contra la Ley de Transparencia, pese a que él mismo apoyó dicha norma cuando fue prohijada y aprobada en primer debate, en 2001, en la Comisión de Gobierno de la Asamblea, que entonces él presidía. Otro integrante de dicha comisión en aquella época era Pedro Miguel González. ¿Quién entiende a esta gente? Wilson entonces era un creyente de la rendición de cuentas y decía que la transparencia y el acceso a la información eran los pilares para una buena administración pública. Cómo cambian los tiempos…

AGRAVIO. El diputado perredista Raúl Pineda utilizó sus valiosos minutos en el pleno legislativo para lanzar insultos al exministro panameñista Alberto Vallarino, a quien llamó “ladronzuelo”. Pineda no pasará a la historia por sus atinadas intervenciones, pero parece que esa tampoco es su intención.

REALEZA. El presidente Varela fue agasajado ayer en el Palacio Real de Amman, en Jordania, por el rey Abdalá II. No se sabe aún la importancia de este encuentro, aunque hay que recordar que Panamá no tiene ni embajada en dicho reino. Abdalá II dijo estar dispuesto a que eso cambie, y hasta ofreció compartir su experiencia en la lucha contra grupos irregulares, con el suministro de equipos y entrenamiento. Parece que a Varela lo toman más en serio fuera que dentro de su propio país.

RUMORES. Dice Patacón Ortega que hay quienes piensan que algunos diputados reciben dinero por fuera. Señor diputado, estos rumores se acaban el día que ustedes se dignen mostrarle a sus electores los documentos que justifican las “donaciones” y “contratos” que llevan meses escondiendo. ¡Al menos está clarito de lo que piensa la población de ellos!

¡POR FIN! Qué mal quedan los diputados que tratan de ridiculizar a aquellos que se atreven a presentar proyectos de ley como el de imprescriptibilidad. Ayer, Juan Diego Vásquez puso en su sitio a Zulay, Patacón, Pineda y Tito Afú. Según ellos, no tienen miedo al debate porque nada deben. ¿Y la partida 080?

LO QUE HACE EL GALLO... Uno que parece seguir los pasos de Nicky Corcione es su compañero en la junta directiva de la Autoridad del Canal: Henri Mizrachi. Ahora que el Órgano Judicial le otorgó una fianza para no ser detenido, se le ve feliz y campante por la ciudad. Al menos ya tiene fecha fijada para rendir indagatoria por el caso New Business. A ver si esta vez no se inventa otra de las tantas excusas que ha dado en el pasado para no atender a esta diligencia. ¡Tupé!

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL