Tal Cual

‘TIC TOC’. Ayer fue el primer Consejo de Gabinete del gobierNito. El encuentro comenzó tan solo una hora tarde y la presentación de los proyectos fue ágil y sin dilaciones. Bien por todos. A ver si poco a poco se pone de moda eso de la puntualidad.

CASUALIDADES. Por los alrededores del sitio en el cual se realizó el Consejo de Gabinete se vio a ciertos personajes que, en condiciones normales, cualquiera pensaría que nada tienen que hacer en ese lugar. Este es el caso del exdiputado del PRD Samir Gozaine y del ex precandidato presidencial Gerardo Solís. Sin duda, algo están buscando. La pregunta es: ¿qué?

PAPA FRITA. Algunos que creen estar en la papa no desaprovecharon la oportunidad para estar en la reunión del Consejo de Gabinete y conversar con algunos ministros. Este es el caso del diputado Julio Mendoza, ese mismo que dice que la sociedad civil son los diputados, porque fueron elegidos por el voto popular... ¿Pidiendo favores, desde ya?

DEDAZO. Dice Roniel Ortiz, uno de los abogados de Ricardo Martinelli, que se corta un dedo si Rolando López, alias Picuiro, se presenta al juicio oral que se le sigue a su cliente. ¿Habrá precisado si el dedo es de la mano o del pie?

LOCOS. No se sabe qué tanto apoyo tenga Ronny Araúz como jefe de bancada de Cambio Democrático, porque su copartidario Alaín Cedeño hace gestiones para convocar a una nueva elección, esta vez con voto secreto. Araúz fue escogido el 1 de julio pasado, con el aval de 14 de los 17 diputados de CD. Los que faltaron –Cedeño, Chello Gálvez y Mayín Correa–, y hasta uno que sí votó por Araúz –como Génesis Rodríguez, presuntamente…–, podrían desconocer este resultado. Muy buen comienzo.

RECICLADO. Por cierto que Ronny Araúz es el único jefe de bancada que procede de la camada anterior de diputados. El resto –Ricardo Torres, del PRD; Luis Carles, del Panameñista; Manolo Ruiz, del Molirena; y Juan Diego Vásquez, de la bancada independiente– llega por primera vez a la Asamblea. Parece que hay gente que se niega a entender el mensaje enviado en las urnas en mayo pasado.

DIOS. Benicio Robinson se ausentó de la primera sesión ordinaria del pleno legislativo. Mientras, su colega, coterráneo y copartidario Abel Beker exige asistencia y puntualidad. Eso es más que cualquier cosa que le hayan pedido a Robinson sus compañeros diputados, por lo menos en los últimos cinco años, porque ninguno demandó explicaciones por los bates. Y hasta lo van a reelegir como presidente en la Comisión de Presupuesto. Una designación tan irresponsable como esta debería ser elevada a categoría de delito.

Edición Impresa