Tal Cual

INCOHERENCIAS. Zulay Rodríguez solicitará al MICI que no entregue el premio que le corresponde al documental Abundancia de mariposas, de Roberto Latorre, el cineasta detenido y multado por ondear una bandera panameña con los colores del arcoíris. Latorre recibirá $100 mil del Concurso Fondo Cine 2019. Aunque no estaría mal que los beneficiarios de cualquier programa del Estado respeten los símbolos patrios, ¿qué hará la diputada para impedir que el MICI honre este compromiso? Ya debería saber que los actos administrativos de los ministerios no se impugnan con una pataleta desde la curul.

MÁSCARA CONTRA CABELLERA. Por cierto, la diputada Rodríguez también reconoció que “Samira” –en presunta referencia a Samira Gozaine, directora de Migración– no quiere reunirse con ella para discutir su propuesta legislativa sobre la regularización de extranjeros en Panamá. Bueno, ya el ministro de Seguridad dijo que la política migratoria la define el Ejecutivo. Solo les faltó decir que cualquier acercamiento con Rodríguez es poco menos que una pérdida de tiempo.

‘LUNCH BREAK’. Ayer, Ricardo Martinelli aprovechó el receso de dos horas para acudir a su casa a almorzar. Lo raro habría sido verlo en una de las fondas que rodean el Primer Distrito Judicial o compartiendo su portaviandas con alguno de los fiscales, tal como lo hizo en otro momento.

EN TODOS LADOS. La que no se perdió una fue la HD Mayín Correa. A pesar de sus más de ocho décadas estuvo en su programa de radio en la mañana, luego participó del pleno y en la tarde estuvo en la audiencia de su amigo Ricardo Martineli. Las que no asistieron fueron ni su esposa ni su hija. A ver si llegan hoy.

EL PODER TRAS EL PODER. Cada día es más evidente el conflicto por el control del poder. La bancada mayoritaria de la Asamblea parece estar en control del país. ¿Y el Ejecutivo? Bien, gracias, y usted. Por lo visto, la mano que mece esa cuna lo hace tan sigilosamente que está fuera del radar de algunos, pero no tanto, porque ya los vecinos del norte lo comienzan a notar... y a comentar.

LA CASA EN ORDEN. Al parecer, las cosas en el aeropuerto de Tocumen están manga por hombro. No funcionan las caminadoras desde hace ya un par de años, los acondicionadores de aire lo hacen por secciones, y ahora, para colmo, las máquinas dispensadoras de carritos para las maletas se quedan con el dinero de los pasajeros. Con tanto que atender no bastará con una campaña publicitaria para atraer más turismo.

‘TRADE IN’. Luego del escándalo del caso de las planillas, que le costó el puesto en el Senadis a Rubiela Pitano, se conoció que, a cambio, su hija será nombrada en una dirección en el Ministerio de Obras Públicas. Nos ven la cara y se dan vuelta.

Edición Impresa