Tal Cual

TAREA. Hoy se instala la comisión solicitada por el independiente Edison Broce para investigar la tala ilegal de árboles en Darién. Ojalá corran mejor suerte en sus hallazgos que aquella infame comisión creada para investigar los contratos y donaciones de la Asamblea Nacional.

NECESIDADES. La relación entre los buhoneros y la Alcaldía de Panamá siempre ha sido accidentada, al menos, durante las dos últimas administraciones. Ahora resulta que el Municipio dejó de pagar a la empresa que proveeía los servicios sanitarios a los 150 buhoneros del Mercado de Artesanías que habían sido reubicados por la administración anterior. El hecho generó protestas y reclamos. Y la Alcaldía, bien gracias y usted.

PALANCA. A tan solo dos días desde que fue designado el nuevo director de la Caja de Seguro Social, éste ya comienza a recibir peticiones para nombramientos por influencias. Ojalá que este señor mantenga su palabra y las contrataciones se hagan solo por meritocracia. Y por si se le olvida, sus declaraciones quedaron plasmadas en este medio en la edición de ayer.

TRANSPARENCIA. El diputado independiente Gabriel Silva presentó un proyecto de ley que busca extender la obligación de presentar la declaración de bienes patrimoniales a los alcaldes, gobernadores y diputados. Buena iniciativa, pero si otros funcionarios que ya están obligados a hacerlo no lo hacen, qué nos hace pensar que el resto sí lo hará. A veces hace falta más que palabras para hacer cumplir la ley.

FILTRACIÓN. Según se supo, en la última sesión del pleno de la Corte Suprema se dio una interesante discusión entre los magistrados Harry Díaz y Ayú Prado sobre los fondos destinados a la Carrera Judicial. Al parecer, el segundo nunca pudo responder qué uso le dio al dinero entregado por el MEF para este propósito. Alguién debería volver a preguntarle al magistrado viajero.

PLANES. Ayer estuvo por el Palacio de las Garzas el cantante del género reguetón Sech. Se reunió con el presidente Laurentino Cortizo y el vice Gaby Carrizo. Según dijeron, se habló de crear programas para rescatar a la juventud. Hará falta algo más que almorzar con el artista para lograr su propósito, y sino, que le pregunten a los que presenciaron el tiroteo a plena luz del día ayer en Colón.

VOLVIERON. Los funcionarios de la DIJ que estaban asignados al Ministerio Público para investigar los casos de alto perfil y que habían sido enviados de vacaciones, ya regresaron a sus funciones. Bien. Dicen que errar es de humanos, y de sabios, rectificar.

Edición Impresa