Tal Cual

BOCHINCHE. La tía Mayín ayer se desbocó en Twitter diciendo que la “bancada Romulista” contrató al exdiputado Carlos Tito Afú como su asesor, con salario de $6 mil. Y la desmitieron por todos lados. Primero, Carla Afú, que le dijo que no cayera en mentiras “que no puede demostrar”. Después Rony Araúz, que la llamó “irresponsable”, que “se tome primero la tarea de investigar”. Por último, la directora de personal de la Asamblea, que certificó que Afú “no mantiene ningún tipo de relación laboral con esta institución”. Ay, tía Mayín, qué bochinchosa. ¡Qué horror!

PROFESOR. Lo que sí es cierto es que el exalcalde de Río de Jesús, en Veraguas, Humberto Sánchez, fue alumno de Afú, quien le enseñó cómo administrar los fondos de las partidas circuitales entregadas a representantes y a alcaldes en el quinquenio Martinelli. Pero bueno, como es su jefecito, entonces la tía Mayín es ciega, sorda y muda.

FIESTO. Si los panameños nos quejamos de la situación económica del país, hay que pelar el ojo con lo que pretende hacer el perredista Abel Becker, que presentó un anteproyecto para aumentar el monto de la beca universal sin siquiera aportar un estudio del impacto que tendría en las finanzas públicas. Como vamos, esta beca termirá siendo una jubilación.

RAREZA. La Asamblea dice que la propuesta de Roberto Ayala de cobrar un peaje de $25 a los pasajeros en tránsito “salvará” a la Caja de Seguro Social, ya que se supone que la plata será destinada a los “programas de nutrición” y al programa IVM. La Cámara de Comercio advirtió que semejante disparate ahuyentará a los usuarios del aeropuerto. Ayala es el mismo diputado que el año pasado, de un plumazo, introdujo un artículo -en un proyecto de comercialización de bebidas alcohólicas- que eliminó el contrato de concesión de PSA. Ya saben de lo que es capaz esta gente.

OTRO TRAGO. El cantante de reguetón Sech reveló, en su visita a la Presidencia, sus intenciones de establecer una fundación, con sus propios recursos, para que muchachos “del barrio” tengan oportunidad de cumplir sus sueños. Si hubiéramos elegido a este artista, nos habríamos ahorrado el sueldo de un montón de diputados.

OBVIOS. Al parecer, en la Corte Suprema de Justicia hay varios magistrados futbolistas tratando de meter goles para crear jurisprudencia sobre los juicios especiales, por ejemplo, a los diputados. La cosa es que buscan que en estos casos primero haya que formular una imputación y luego la acusación. Está bastante claro a quién pretenden blindar.

Edición Impresa