Tal Cual

SOSPECHOSO. Oydén Ortega y Janio Lescure tienen defensores a manos llenas en CD o en su “círculo periodístico”. Solo hace falta que el dream team se ponga a sus órdenes –“gratis” – por si resultan implicados en alguna investigación. Incluso, hubo un comentarista que dijo que pone al fuego sus manos por el primero. Una defensa a ultranza que deja peor parados al binomio Ortega-Lescure.

RELEVO. Hoy, inician las reuniones de transición entre Julio García Valarini y Enrique Lau, directores saliente y entrante, respectivamente, de la CSS. Falta ver si Lau llega a la cita con sus adláteres Gustavo García de Paredes y Daniel Delgado Diamante. Hay que ver el lado bueno de las cosas y rogar que su habilidad para sobrevivir indemne con tanta proximidad a esta gente, sea tan buena como la que demuestre para sacar adelante a la Caja.

¡ARRIBA LAS MANOS! Si Colón se ha distinguido en las últimas décadas por sus carencias, los próximos cinco años no serán una excepción. Claro, salvo en las finanzas de su alcalde Alex Lee, que pretende embolsillarse $14 mil mensuales, así: $3,200 por salario fijo, $7,400 por gastos de representación y $3,400 por gastos “de movilización” como presidente de la Comisión de Riesgos y Desastres Naturales. Cualquiera habría pensando que el trabajo de la referida comisión era mitigar desastres, no producirlos... Aunque uno haga un esfuerzo genuino, no hay forma bonita de calificar esto.

COLMO. Este fin de semana, un grupo de atletas de Bocas del Toro vino a la capital para participar en un torneo de taekwondo. La organización les obsequió protectores y otros implementos, para que los estrenaran en las competencias. Esos mismos materiales se los robaron después. Ya ni sabiendo artes marciales está uno a salvo de los delincuentes en este país.

TAQUILLANDO. Y, hablando de deportistas, ayer salió a entrenar y a poner en forma “este cuerpo” el diputado Leandro Ávila. Mientras pedaleaba por la ciclovía en su bicicleta se filmó, según él, en una mañana fresca. Se notó que no hacía calor porque ni una gota de sudor se le vio. ¿En condiciones?

ERROR DE COMUNICACIÓN. Es evidente la falta de comunicación entre los diputados y sus electores. Por un lado los primeros proponen proyectos de ley para regular lo que ya está regulado o inventarse otro día nacional y, por el otro los electores protestan por mayor transparencia en dicha institución, que no tengan privilegios innecesarios y que se les descuente el tiempo en el que no sesionan. Bastante simple la aspiración de los panameños. ¿no?

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL