Tal Cual

ZZZ... Laurentino Cortizo habló ayer, por primera vez, ante la Asamblea General de Naciones Unidas. Lo malo es que su intervención coincidió con una conferencia de Donald Trump sobre sus conversaciones con Ucrania acerca de Joe Biden. Al final, casi nadie prestó atención a Cortizo. Mejor: el discurso fue tan aburrido, que probablemente Trump, involuntariamente, hasta le hizo un favor desviando la atención.

COCTEL. La noche antes, Cortizo y su esposa acudieron a una recepción en el Lotte New York Palace, con Trump como anfitrión. Al evento estaban invitados todos los jefes de Estado y de Gobierno que participaron en la Asamblea de la ONU, por lo que el gesto no puede interpretarse como que hay confianza con Trump o que Cortizo está próximo a ser invitado oficialmente a la Casa Blanca.

DESCARO. El diputado Benicio Robinson –a propósito de los pasajes aéreos que compró para su esposa e hija con plata de la Fedebeis, que él preside– dijo que la auditoría de la Contraloría comprobó que esa plata se gastó y no que se la cogió. Para él, hay una diferencia abismal entre una cosa y la otra. La ausencia de moral de este sujeto solo compite con sus bates: los que nadie ve ni ha visto.

PRIVADO’. Pero don Benicio dice que está dispuesto a devolver la plata, aunque a regañadientes, pues alegó que como ellos (la Fedebeis) son “privados”, entonces hacen las cosas privadamente, porque no son parte del gobierno. Olvida que el Estado le da fondos a esa federación y que debe rendir cuentas por ellos. Finalmente, admite que la única facultada para auditar fondos públicos es la Contraloría… Lástima que no piense igual cuando se trata de las planillas de la Asamblea.

NUEVA FUERZA POLÍTICA. Una encuesta de Transparencia Internacional para elaborar el Barómetro Global de la Corrupción preguntó a mil personas en Panamá si alguna vez había vendido de su voto. El 23% dijo que sí. Si se extrapola ese resultado con el padrón electoral de los comicios pasados, significaría que unas 634 mil personas estarían dispuestas o habrían vendido su voto. No es poca cosa. Solo hay que recordar que Cortizo ganó la Presidencia en mayo con 624 mil votos. Y luego dicen que nuestra democracia no corre peligro con estas prácticas.

JUNTOS Y REVUELTOS. Finalmente, ayer se postuló José Blandón como candidato a la presidencia del Partido Panameñista. Lo acompañó José Miguel Alemán, uno de los más conspicuos íconos del mireyato. Con estas demostraciones públicas de afecto podríamos asumir que si Etchelecu tiene a Juan Carlos Varela, Blandón cuenta con Mireya Moscoso.

Edición Impresa