Tal Cual

SEUDODIPUTADO. Chello Gálvez se encabritó ayer en el pleno legislativo. Insultó y acusó al comentarista político Edwin Cabrera, incluso, de delitos graves. Si algo sabe hacer bien Gálvez es abusar de la inmunidad. Y sus colegas celebran su trasnochada bravuconería cual chiste, con la que suele arrastrar en el fango reputaciones ajenas. Si la valentía fuera uno de sus escasos atributos, ya se habría despojado de la inmunidad para enfrentar la Ley. Pero, carente de valor, el llorón se cobija bajo las cálidas faldas de la impunidad.

VÍCTIMA. El diputado Hernán Delgado pidió ayer a las autoridades intervenir porque ya está cansado de que le roben. Dice que en los últimos seis meses le han robado más de 200 reses y que hay invasores que hasta barriadas están haciendo en sus tierras. ¡Bienvenido a la realidad paralela! Tome su tiquete y espere a ser llamado. PD. Tenga paciencia. La fila es larga...

DISIDENCIA OFICIAL. Otro que no está nada contento con la gestión de su gobierno es el diputado Jairo Bolota Salazar, quien se queja de los proyectos que están retrasados en su natal Colón. Y, a modo de amenaza, lanzó lo que para él es una salida a los múltiples problemas de Cólón: convertirse en estado federal independiente. El señor Salazar es diputado con iniciativa legislativa, y si tanto desea que Colón se independice, proponga un anteproyecto de ley. No sabemos si se apruebe algo así en la Asamblea –cosa que no debería extrañarnos– pero sin duda tal proyecto será respaldado por los grupos organizados de la sociedad civil que operan en los puertos y otros puntos de su provincia. Les encantará la idea.

CORRECCIÓN. Ayer publicamos en este espacio una glosa sobre la refriega que tuvo lugar en el pleno de la Corte la semana pasada. Dijimos que había sido entre los magistrados Ayú Prado y Díaz. Sin embargo resulta que el rifirrafe fue entre Díaz y Cedalise, que para efectos prácticos es la misma cosa que si hubiese sido con Ayú Prado.

ÓRALE GÜEY. Y, hablando de Cedalise, se conoció que al igual que su colega Ayú Prado se montó en un avión pero para México, en compañía de su esposa y otros cinco funcionarios. Rey, reina y corte. Cómo se nota que para esto sí hay plata en la Corte.

PERIPLO. Otro que irá a la tierra de los tacos, burritos y tequila, es el presidente Laurentino Cortizo. De este viaje nos enteramos porque el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador no fue nada discreto al respecto. Según dicen, el viaje será para tratar temas de seguridad e inversión. Veremos si esta vez, en lugar de Gaby Carrizo, el que se fotografía con Carlos Slim es Cortizo. Y que viva FCC.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL