EDUCACIÓN

Hay que tener vocación

La educación debería ser una urgencia de Estado. En la teoría y por ley lo es, pero en nuestro terruño vemos que la balanza se inclina más en financiar obras de asfalto y concreto, y dar subsidios. Es decir, lo que se vea y sume votos a futuro. Esto es lo que más percibe el ciudadano común, no el trabajo para fortalecer las mentes futuras…

De acuerdo con los índices internacionales, Panamá es uno de los países que menos invierte en educación. Tan solo el 3% del PIB [producto interno bruto] se asigna a ella. Según un documento elaborado por el Banco Mundial, la “esperanza de vida escolar” (permanencia) se sitúa en apenas 12 años. Y lo irónico es que estamos entre los primeros países con mayor crecimiento de América Latina. La educación desfallece y no solo por los planes académicos y su sistema, sino también porque cada día tenemos menos profesores que quieran prepararse y preparar a otros por vocación.

Mucho se ha hablado de los deficientes resultados de la prueba PISA. Año tras año, seguimos con los resultados más bajos de la región. Al final, tenemos un número importante de “centros educativos privados”, que no necesariamente presentan una mejora en la educación recibida y que cuentan con una altísima rotación de educadores. Todos los años vemos subir la matrícula, con justa razón.

Cómo se puede mantener una planilla que gana salario mínimo o debajo de los mil dólares mensuales (con suerte), cuando en la empresa privada pueden ganar más. Esto es en los centros educativos privados que la clase media puede pagar. Pero la clase media ya no aguanta un aumento más.

Al final no es tan fácil encontrar a quien quiera enseñar a 40 estudiantes (muchos sin valores), llegar a su casa a corregir exámenes, y lidiar con padres de familia que le exigen al educador temas que ellos deberían resolver en sus hogares. ¿Es que falta vocación para esto? Y en la escuela pública es peor; hay que comprender por qué la gente no quiere ser maestro. Aquí no es por falta de vocación, solo haber tenido la valentía de estudiar esa carrera lo demuestra, sino porque al final las cuentas no dan y ven, con impotencia, un sistema que se lo acaba comiendo todo.

¿Quién está dispuesto a sacrificar el tiempo con su familia, irse a un lugar lejano y enseñar en escuelas de concreto o rancho que muchas veces no cumplen con lo básico, como baños adecuados y limpios? Esto implica impartir materias de varios grados, a la vez; seguir un plan arcaico y adicional, y no recibir su pago a tiempo. He visto cómo maestros y directores tienen que hacer malabares con empresas privadas para recibir apoyo y mejorar sus instalaciones. Y ahora le sumamos una sociedad que exige que se les agregue a ellos, los educadores, la responsabilidad de una educación sexual y de valores que deberían empezar en casa.

Así como arden las redes sociales y abundan las manifestaciones respecto a este tema, que es igualmente prioridad por el aumento de embarazos en adolescentes y por la población en riesgo, deberían haber manifestaciones y paneles serios, que le exijan a los gremios y gobernantes un plan completo y urgente. Tenemos años viendo las luchas entre ellos, que parecen seguir más el interés de algún partido opositor, para desestabilizar, que el de uno interesado en buscar soluciones y dispuesto a mejorar las condiciones de la educación y de los docentes. Solo así tendríamos una población con mejores valores, mejores recursos humanos en las empresas, mejores servicios y una mejor población para potenciar a la nación y salir del “tercermundismo con rascacielos” que nos caracteriza.

Hoy pareciera que, tanto los gobernantes como los gremios, quisieran tener a la población ignorante, mientras que al resto de la sociedad pareciera que no le urge salir de esta condición. Es más fácil quejarse y seguir pagando la educación privada, que exigir que se respete uno de los pilares que construyen a toda nación.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares, cuyo paradero es desconocido, tenían cuentas bancarias en Europa, escondidas bajo la identidad de terceros, que hoy revelan que los verdaderos dueños eran ellos.
Archivo

SOBORNOS DE ODEBRECHT Los Martinelli, según la versión de sus cómplices

Grupo de empleados se va a huelga El caso de Copa se decidiría en 10 días

Unos 600 trabajadores de la aerolínea panameña protestaron ayer en las instalaciones del Aeropuerto Internacional de Tocumen.
Roberto Cisneros

POTABILIZADORA FEDERICO GUARDIA CONTE Un millón de personas, sin agua

La planta potabilizadora genera 250 millones de galones diarios.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

GP de Abu Dabi Vettel fue el más rápido en la última carrera de la temporada de la F1

El alemán Sebastián Vettel viene de ganar la última carrera en Brasil. El alemán Sebastián Vettel viene de ganar la última carrera en Brasil.
El alemán Sebastián Vettel viene de ganar la última carrera en Brasil. AP/Hassan Ammar

Sebastian Vettel fue el más veloz de la primera sesión de práctica para el Gran Premio de Abu Dabi de la Fórmula Uno, y el ...

Futbolistas panameños en el extranjero Matador Tejada y Negrito Quintero se lucen en goleada en Perú

Alberto Quintero suma 13 goles desde su llegada al Universitario. Alberto Quintero suma 13 goles desde su llegada al Universitario.
Alberto Quintero suma 13 goles desde su llegada al Universitario. CORTESIA/Universitario de Deportes

Goleada con sabor panameño en el fútbol peruano.Alberto Negrito Quintero y Luis Matador Tejada desataron la fiesta en la noche ...

Videos Nathalee Aranda, oro en salto largo

Nathalee Aranda, oro en salto largo Nathalee Aranda, oro en salto largo Vídeo
Nathalee Aranda, oro en salto largo

La atleta Nathalee Aranda obtuvo la noche del jueves la segunda medalla de Oro de nuestra delegación en los Juegos ...