LACTANCIA

¿Cuánto tiempo debo amamantar a mi bebé?

¿Cuánto tiempo debo amamantar a mi bebé?
¿Cuánto tiempo debo amamantar a mi bebé?

Ser mamá no significa solo cambiar pañales, dar pecho o preparar biberones. Ser mamá es vivir en una vorágine diaria en la que todos los días son distintos. Una prueba y aprende, se equivoca y aprende, llora y aprende. Se vive cada momento. Todo adquiere un nuevo significado y entonces todo cambia: las actividades, los horarios, las prioridades. Una se prepara, se mentaliza, cree que entiende qué le espera. Se tienen ciertas expectativas que son modificadas por completo cuando llega el bebé.

El inevitable efecto de este cambio repentino de expectativas es comenzar a dudar. Todas las mamás tenemos dudas acerca de cosas como: la alimentación de nuestro bebé, las rutinas que debemos implementar, qué hacer para favorecer su desarrollo adecuado, a qué colegio mandarlo, en fin, puedo pasar el día entero enumerando ejemplos. Entre estos ejemplos destaca uno en particular que nos hace dudar mucho: la lactancia materna. Independientemente de que seamos madres primerizas o experimentadas, la lactancia materna suele acarrear muchas preguntas, siendo las más frecuentes hasta cuándo o por cuánto tiempo debo amamantar a mi bebé.

Entre los profesionales de la salud el consenso es absoluto: no hay mejor alimento para un bebé menor de seis meses de edad que la leche materna. Los beneficios que le ofrece son incomparables a cualquier sucedáneo. La leche materna tiene la mejor calidad de proteínas, aporte de agua, carbohidratos, bacterias que son equivalentes a los probióticos, además de otras tantas ventajas desde el punto de vista de los micronutrientes, vitaminas, y todo lo necesario para el desarrollo y crecimiento saludables del niño.

La evidencia científica actual ha demostrado que los niños alimentados por lactancia materna exclusiva (LME) tienen un mejor desarrollo máxilo-facial, lo que favorece menos problemas de dentición y desarrollo de la mandíbula, además de ser beneficiosa respecto del desarrollo intelectual y psicomotor.

En el caso de la madre, la lactancia también es beneficiosa. Esta contribuye a disminuir el sangrado postparto, a largo plazo se asocia con una disminución del riesgo de cáncer de mama y de ovario, y ayuda a la disminución de peso.

Desde el punto de vista emocional, la lactancia materna favorece el establecimiento de un buen vínculo y una adecuada relación de apego entre el bebé y su mamá, ambos esenciales para un correcto desarrollo como persona independiente y segura.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la LME desde el nacimiento y hasta los seis meses de edad, y a partir de esa edad, la introducción de alimentos adecuados y seguros para la edad, como por ejemplo cereales, frutas, vegetales y carnes. Según la OMS, la lactancia materna debería mantenerse hasta los dos años o más, puesto que fomenta el desarrollo sensorial y cognitivo del niño, y lo protege de enfermedades infecciosas, como la diarrea o la neumonía, y de enfermedades crónicas como las alergias y la obesidad.

Todas las mamás queremos tener hijos sanos y felices. Para ello debemos darles alimentos saludables y seguros para su edad, cariño, abrazos, contención, juegos, charlas y muchas otras cosas más, además de pecho materno. Entonces, ¿hasta cuándo dar pecho materno? Hasta que la mamá y el niño puedan o lo decidan, sin culpas ni remordimientos.

La autora es pediatra 

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL