INNOVA Águila arpía pide que no le disparen

El desconocimiento sobre esta ave rapaz es una de las razones por la que la especie está amenazada.

En el país hay un programa que trabaja con la comunidad para protegerla.

Ivonne Rodríguezpanorama@prensa.com Lo que de lejos parecía una escultura en medio del paisaje, era en realidad un animal. Majestuoso e imponente, se posa sobre una percha para exhibir sus atributos: pico ganchudo, plumaje impecable y garras tan grandes como las manos del hombre.

"Se llama ‘Luigi’, tiene cinco años de edad y ya es un adulto", dice la bióloga Saskia Santamaría refiriéndose al águila arpía macho que se encuentra en Ciudad del Saber.

Este espécimen nació en cautiverio en Estados Unidos y llegó al país en 2001 como parte de un proyecto que la Fundación Fondo Peregrino-Panamá iniciaría para su conservación.

Y las razones eran suficientes: las poblaciones de esta ave rapaz venían desapareciendo en todo el continente americano como consecuencia de la caza y la deforestación.

Santamaría explica que ‘Luigi’ fue entrenado para el Programa Neotropical de Educación Ambiental, una iniciativa que pretende concienciar a las comunidades sobre esta ave.

Que rapta niños, que se lleva los techos de las casas, al ganado y a los perros, son algunos de los mitos con los que ha tenido que lidiar el programa.

Por eso el reto de la Fundación sigue siendo informar, pues de otra forma no se preservaría a este animal declarado "Ave Nacional" mediante la Ley 18 del 10 de abril de 2002.

Por qué la atención

El rango natural donde se encuentra el águila arpía va desde el sur de México hasta el norte de Argentina. No obstante, la mayoría de los países que integran esta región han visto la disminución gradual de estas aves en sus territorios.

La bióloga indica que el problema de tal reducción no sólo afecta a la biodiversidad del planeta, sino que genera un desequilibrio en el ecosistema: "Por debajo del águila están otros animales que se depredan o se protegen entre sí".

Otro de los factores, agrega, es que la tasa de reproducción de la arpía es baja porque no tiene un depredador natural, excepto el ser humano.

Estas águilas tienden a ser monógamas (se aparean con un solo individuo durante toda su vida) y de los dos huevos que pone la hembra, sólo sobrevive un pichón, que comparte territorio con sus padres hasta por tres años.

La muerte de tres (dos de ellas por disparos), de las cinco águilas arpías que se trajeron en 1998 de Estados Unidos y que se liberaron el Parque Nacional Soberanía, en la cuenca del Canal, cambió la estrategia del Fondo Peregrino-Panamá, que promueve su protección.

Además de la cría en cautiverio, las liberaciones y la investigación de las poblaciones de esta ave en Darién, fue necesario iniciar un programa educativo para que las liberaciones no fueran en vano.

Para ello ‘Luigi’ es llevado a escuelas y a la comunidad en general, sobre todo en el área de la cuenca del Canal, para que la gente se familiarice con la especie. El programa también realiza visitas a las provincias de Darién y Bocas del Toro.

Después de cinco años

"Desde 2002 hasta enero de este año nacieron 34 pichones en cautiverio, de los cuales nos falta liberar seis", señala Santamaría, quien expresa que para llegar a este punto se requirió de mucho trabajo.

Cada temporada de reproducción comenzaba con el monitoreo del comportamiento de las parejas reproductoras para saber cuándo se apareaban y ponían los huevos.

Tras varios días de incubación natural, bajaban cada uno de los huevos del nido para ponerlos en una incubadora.

Al nacer, limpieza, alimentación y calefacción por un mes para luego llevar los polluelos a un cubículo (junto a un adulto) durante cuatro meses.

Alcanzado casi el tamaño total, estos se pasaban a un aviario para que, cuando cumplieran los 18 meses, fueran liberados en Soberanía.

Por medio de radiotransmisores ubican a cada uno de los individuos, que ya capaces de cazar, son traslados a Bocas del Toro y Belice, país con el que Panamá tiene un acuerdo.

Santamaría espera que todo este esfuerzo de años se refleje en la respuesta, hasta ahora positiva, de la gente: "El ciclo se completará hasta que las águilas liberadas se establezcan y comiencen a reproducirse. Eso marcará el éxito total".

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

www.prensa.com ¡La práctica hace al maestro!

¡La práctica hace al maestro! ¡La práctica hace al maestro! Vídeo
¡La práctica hace al maestro!

¡Hola! Acompáñenme a saber un poco más de mi tercera obra Estrellitas y Duendes ¡No pueden dejar de ir a verla! Mire este y ...

en el Yankee Stadium Yankees vencen a Astros y empatan serie de campeonato de la Liga Americana

Aaron Judge empujó dos anotaciones con un jonrón. Aaron Judge empujó dos anotaciones con un jonrón.
Aaron Judge empujó dos anotaciones con un jonrón. AFP/Al Bello

Los Yankees de Nueva York jugaron como siempre en el Yankee Stadium y vencieron este martes 17 de octubre viniendo de atrás ...

DERECHOS HUMANOS Hallan cuerpo en lugar donde desapareció activista argentino Maldonado

'¿Dónde está Santiago?' se preguntan los argentinos. '¿Dónde está Santiago?' se preguntan los argentinos.
'¿Dónde está Santiago?' se preguntan los argentinos. AP

El cuerpo de una persona fue hallado este martes sumergido en un río del sur de Argentina adonde fue visto por última vez el ...