SALUD. LA BATALLA CONTRA EL MOSQUITO SE LIBRA EN EL HOGAR.

Imágenes Prevención del dengue: una misión de todos

Imágenes Prevención del dengue: una misión de todos
Imágenes Prevención del dengue: una misión de todos

Estudios de las principales organizaciones sanitarias del mundo dan cuenta de que en la batalla epidemiológica contra las enfermedades que aquejan a casi todos los pueblos latinoamericanos, en especial la del dengue, lo primero que deben comprender las autoridades y la sociedad civil es que el tema debe ser considerado prioritario y que la erradicación no es una meta realista.Por ello, los principales esfuerzos de prevención deben centrarse en el control sostenible del mosquito Aedes aegypti, es decir, el binomio gobierno-sociedad civil debe hacer todo lo posible por mantener a raya las poblaciones del insecto.Sin embargo, los expertos opinan que los programas no deben basarse únicamente en el uso de químicos ni deben requerir mucho dinero o personal, ya que el mosquito puede hacerse resistente al insecticida y es probable que el país no tenga los recursos económicos y humanos suficientes.

Una vez más, la participación de la sociedad civil es indispensable en la eliminación de los criaderos, única manera de mantener a raya el vector.Por tal razón, cuando usted o alguien cercano presente síntomas como fiebre alta repentina, dolor de músculos, articulaciones, huesos, cabeza y ojos; sarpullido en tronco, brazos y piernas; sangrado de encías, vómito y diarrea es probable que tenga dengue y por ello debe acudir al médico.Para Vicente Bayard, director del Grupo Tareas para el Control y Vigilancia del Dengue y la Malaria del Ministerio de Salud, es importante que la comunidad entienda que muchas de las infecciones de dengue son asintomáticas, especialmente si se trata de niños.

De allí la necesidad de sumarse activamente a las campañas de prevención.El experto informó, además, que cuando una persona padece algunos de los síntomas de la enfermedad no debe tomar aspirina, porque la composición de esa medicina afecta la coagulación, lo cual permite o acelera las posibilidades de que haya sangrado.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL