HOY ES EL ‘DÍA DEL CANILLITA’.

Para Luis Jiménez, el ‘papel’ de los periódicos es demasiado importante

Pregonero desde hace 15 años, Luis vende alrededor de 400 periódicos y se gana entre 25 y 30 dólares diarios.

FAENA. Todos los días, Jiménez se instala en su puesto de El Dorado poco después de las 4:00 a.m. FAENA. Todos los días, Jiménez se instala en su puesto de El Dorado poco después de las 4:00 a.m.
FAENA. Todos los días, Jiménez se instala en su puesto de El Dorado poco después de las 4:00 a.m.

En San Antonio, Vía Tocumen, el viento sacude las campanillas chinas que cuelgan de la puerta. Son las tres de la madrugada cuando Angeline, de tres años, se levanta para dar un paseíto en brazos de su padre, Luis Jiménez. Después, la pequeña se despide con un "papi, que vendas muchos periódicos".

Así se inicia un nuevo día en la vida de Luis Jiménez, un darienita que pasó su niñez y adolescencia en Curundú, San Joaquín y Pan de Azúcar. Dejó sus estudios en la Escuela Ricardo Miró por la necesidad de trabajar para ayudar a su madre, Gladys Chaverra, y a sus cuatro hermanas. Vendía bolsas plásticas y buhonerías en el Mercado Público.

Ha dedicado 15 de sus 35 años a vender periódicos. Comenzó en el semáforo de El Dorado y ahora lo hace en las afueras del Supermercado Rey. "Al principio vendía 100 periódicos y me ganaba 10 dólares, ahora vendo alrededor de 400 y me gano de 25 a 30 dólares diarios", contó.

Está casado con Tamara González, con quien tiene dos hijos: Luis, de 15 años, y Angeline, la zalamera secretaria de las madrugadas.

Luis llega como a las cuatro de la madrugada a El Dorado. "Don Pérez, el mayorista, me trae los diarios. Este es un producto que hay que venderlo rápido como el pescado", dijo.

Según él, los periódicos que más se venden son Crítica, La Prensa y El Siglo. La clientela está muy satisfecha porque los tabloides ya no traen tantos muertos en las portadas. "Este es un trabajo honrado, tengo que ser muy profesional y atento para mantener a mi clientela contenta", expresó.

Pero Luis no solo trabaja como "canillita"; es guardia de seguridad en el Seguro Social, y los domingos, su día libre, vende lotería. En sus pocas horas libres se dedica a leer y al deporte.

Hoy, cuando se celebra el Día del Canillita, llegará a su puesto y guardará una "prensa", para luego llevarla a Angeline y preguntarle: "¿a que no adivinas quién está hoy en el periódico?".

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Copa Airlines y trabajadores no llegaron a un acuerdo.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Juegos Bolivarianos 'Esta medalla significa mucho sacrificio', Carolena Carstens

La panameña Carstens muestra su presea.
Cortesía/Pandeportes

POTABILIZADORA FEDERICO GUARDIA CONTE Un millón de personas, sin agua

La planta potabilizadora genera 250 millones de galones diarios.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

ACCIÓN Estados Unidos: indigente regresa cheque de 10 mil dólares

Elmer Alvarez. Elmer Alvarez.
Elmer Alvarez. Tomada de Twitter @FOX61News

Un indigente que encontró un cheque de 10 mil dólares en Connecticut y lo regresó a su dueño debido a que quería “hacer lo ...

Juegos Bolivarianos Oro para Panamá en salto largo

Oro para Panamá en salto largo Oro para Panamá en salto largo Vídeo
Oro para Panamá en salto largo CORTESÍA/Pandeportes

Con un registro de 6.46 metros, Nathalee Aranda dominó la prueba de salto largo femenino y le dio a Panamá su segunda medalla ...

Salto largo Panamá suma la segunda medalla de oro en Bolivarianos con Nathalee Aranda

Nathalee Aranda se lució en su especialidad. Nathalee Aranda se lució en su especialidad.
Nathalee Aranda se lució en su especialidad. LA PRENSA/Archivo

Nathalee Aranda puso a Panamá en lo más alto del podio del atletismo en los Juegos Bolivarianos que se desarrollan en tierras ...