Exclusivo: El primer capítulo de 'Origen', última novela de Dan Brown, este domingo en la edición impresa de La Prensa.

English version

ESTADOS UNIDOS

‘Panamá ha cumplido’, dice el embajador John Feeley

John Feely opina que si no se toman medidas para detener el flujo de migrantes cubanos, el fenómeno va a continuar.

English version

Temas:

John Feeley, el nuevo embajador de Estados Unidos (EU) en Panamá, piensa que el país ha cumplido en la lucha global para evitar la evasión fiscal, aunque asegura que EU es partidario de que se suscriban las normas comunes de reporte que promueve la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Dice que “Panamá es mucho más que papeles”, y los panameños lo saben, por lo que “no es necesario proclamar esas defensas retóricas”.

“Es necesario (...) adecuar la industria offshore de aquí con casi 40 jurisdicciones en el mundo, incluyendo tres en EU”, añade.

'PANAMÁ ES MÁS QUE PAPELES'

Llega a Panamá en medio de dos eventos complejos y mediáticos. Los procesos judiciales que se le siguen al expresidente de la República Ricardo Martinelli, quien desde finales de enero de 2015 se encuentra en Miami, Estados Unidos (EU); y en plena tormenta generada por la investigación global liderada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglos en inglés) que dejaría al descubierto supuestas prácticas irregulares por parte de empresas offshore gestionadas por la firma panameña Mossack Fonseca (MF).

Del primer tema, John Feely, embajador de Estados Unidos en Panamá, prefiere no referirse. Lo hace para respetar los códigos de la diplomacia, pero del caso de MF sí habla. Y bastante.

En esta entrevista, lo dice más de una vez: “Panamá es más que papeles”. Y enumera todas las acciones que el istmo ha emprendido para adecuarse a los estándares internacionales de transparencia financiera.

"La ley que estableció la industria ‘offshore’ aquí, es una copia de la de Delaware. Entonces no se debe estar en el juego de manchar al otro”.

John Feeley Embajador de Estados Unidos en Panamá

Incluso, dice que la ley que estableció la industria offshore aquí “es una copia” de la del estado de Delaware de su país.

“Vivimos en un mundo donde hay muchas listas”, afirma cuando se le consulta por la posibilidad de que el G20 elabore su propio catálogo de países no colaboradores con la transparencia financiera.

Exmilitar, exsubsecretario de Estado Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, diplomático de carrera.

Este es John Feeley, el hombre de Barack Obama en Panamá, el que habla un español casi perfecto, el papá de un periodista que trabaja en Nueva York, y el que esperó ocho años para venir a esta nación, donde asegura tener buenos amigos.

Tiene alrededor de dos meses en Panamá.

¿Qué balance puede hacer de lo que ha visto?

Es extremadamente positivo. Panamá es un país donde yo había aspirado trabajar, pero por varios motivos no fue posible. He llegado casi ocho años después de ese primer intento. Es un país que tiene una historia trazada con EU. El calor humano del pueblo, los tiempos, la coyuntura histórica de los momentos que estamos viviendo en América Latina, todo, todo, me lleva a decir que estoy demasiado bien aquí en Panamá. Y me gusta. Pienso hacer un buen trabajo con un equipo de excelencia en la embajada, y con el equipo de anfitriones del gobierno de Juan Carlos Varela.

¿En qué ha enfocado su trabajo en estos dos primeros meses?

Tengo cuatro prioridades. Son muy sencillas. Uno, proteger a los ciudadanos americanos y sus intereses comerciales. Dos, ayudar a Panamá en el fortalecimiento de sus instituciones democráticas. Tres, establecer, mantener y profundizar los lazos cooperativos con los estamentos de seguridad para combatir el crimen internacional y la delincuencia común. Cuatro, expandir la prosperidad de Panamá y EU, al explotar nuestros acuerdos del Tratado de Promoción Comercial. EU tiene un interés muy fuerte en la expansión del Canal, y en ese sentido he trabajado en organizar la delegación de EU, en preparar nuestras embajadas, en hablar con muchos comerciantes americanos.

Hábleme de sus proyectos para la lucha contra el crimen organizado.

Panamá es un excelente socio en la lucha antidelincuencial en el hemisferio. Por su situación geográfica, queda justo en la zona de tránsito de la cocaína que sube al mercado de EU. Aceptamos la corresponsabilidad de trabajar de la mano con los países en la zona de tránsito y en la de producción: Colombia, Perú y Bolivia. Gozamos de un diálogo muy fluido con todos los estamentos. En estos dos meses he llegado a conocer a todos los altos mandos del Servicio Nacional de Fronteras, de la Policía Nacional, del Servicio Nacional Aeronaval. La relación es excelente, el diálogo muy franco. Panamá es muy importante en la lucha contra la delincuencia común. Vamos a ser francos: el panameño común reconoce al narcotráfico como una amenaza, pero [para ellos] es una amenaza ajena. El robo, los atracos, la invasión a las casas, los homicidios, eso es lo que verdaderamente le preocupa al  

panameño, la inseguridad ciudadana. Mirando con cabeza fría, Panamá ha bajado su tasa de homicidios en la última década, de 17 por cada 100 mil habitantes, a 11. Implementa Barrios Seguros, programa de prevención que ataca no solo la criminalidad, sino la raíz. La violencia en casa. (...)

Se desarrollan investigaciones judiciales relacionadas con actos de corrupción ¿Qué lectura tiene de esto?

Lo he dicho antes: la corrupción es un cáncer en cualquier sociedad, y es parte de la naturaleza humana. No hay país ni sociedad que esté inmune ante la tentación de la corrupción. La diferencia entre el país que siempre sale de número uno o al fondo de la lista de Transparencia Internacional no tiene nada que ver con la etnia, raza o religión. Tiene que ver con la fortaleza de las instituciones de un país. Este gobierno está comprometido con el combate a la corrupción. Eso quiere decir que hay que jugar un juego, caiga quien caiga, sin importar la ficha. EU colabora en términos de solicitudes judiciales. Queremos ser ese socio que va a seguir colaborando. Estamos apoyando a Panamá en su deseo de atacar, minimizar y controlar la corrupción (...). Tenemos aquí en Panamá una procuradora [Kenia Porcell] muy valiente. Sus pronunciamientos públicos son muy bien recibidos en Estados Unidos. 

Un ciudadano estadounidense se declaró culpable ante un tribunal de EU de sobornar a funcionarios panameños para obtener un millonario contrato.

¿Esto podría impactar en las relaciones entre empresas de EU y el Gobierno panameño?

(...) Los países están reconociendo que solos no pueden enfrentar la corrupción, porque el mundo está tan conectado (...) y lo que en el pasado era un concepto de que [se decía] bueno, dentro de mi territorio soberano las reglas son las mías, hoy día, la economía está chocando con esa realidad. Y entonces, el reto ante los gobiernos, incluyendo el de los Estados Unidos, es ver cómo vamos a enfrentar esta situación globalizada que ha producido muchos beneficios, pero también se presta para que muchos maleantes inteligentes le saquen provecho a ese sistema. Como dijo el presidente Obama la semana pasada, desde la Casa Blanca: este no es un problema de Panamá, este es un problema global.

¿Por la filtración de documentos de Mossack Fonseca?

Primer punto: Panamá es un socio excelente en la lucha para transparentar los negocios en el mundo. Tuvo problemas que fueron diagnosticados por el GAFI [Grupo de Acción Financiera Internacional]. Inmediatamente, Panamá, ojo, no estoy hablando de solo el Presidente, el ministro de Economía y Finanzas, etc. Estoy hablando de toda la sociedad, y eso incluye al sector bancario, entre otros (...) todos metieron la mano para ayudar a resolver los problemas que fueron señalados por el GAFI, y con hechos concretos: la Ley 23 [de 2015, contra el blanqueo de capitales], la restricción de las acciones al portador, la creación y el robustecimiento de la Unidad de Análisis Financiero. Hechos. Hace unas semanas, el GAFI sacó a Panamá de la lista gris, pero ese fue un comienzo, no el fin. (...) Es otro episodio de la narrativa sobre cómo los gobiernos deben enfrentar el tema global de la evasión fiscal. Por los hechos, creo que Panamá ha cumplido con este tema, y lo seguirá haciendo, a juzgar por el pronunciamiento del presidente Varela en Japón sobre las normas comunes de reportaje; y el de la canciller [Isabel de Saint Malo de Alvarado] en Nueva York. Desde esta embajada, tenemos una conversación casi diaria con los oficiales del Departamento del Tesoro de EU. Fue el Tesoro americano el que propuso sacar a Panamá de la lista gris, reconociendo todo lo que había hecho. Es lamentable que el caso se llame Panama Papers, pero yo soy de los que pienso que Panamá es mucho más que papeles, y los panameños lo saben. No es necesario proclamar esas defensas retóricas. Es necesario continuar ese trabajo grueso de adecuar la industria offshore de aquí con casi 40 jurisdicciones en el mundo, incluyendo 3 en EU.

Hábleme de las ‘offshore’ de su país.

El presidente Obama reconoce que hasta en Estados Unidos, en estados que no tienen ninguna orilla de mar, tenemos offshore: en Wyoming, Nevada y  

Delaware. Caramba, la ley que estableció la industria offshore aquí es una copia de la de Delaware. Entonces no se debe estar en el juego de manchar al otro. Señalar, y etcétera. Esto es una lucha común, y por eso vuelvo a repetir las palabras de Obama: Panama Papers no es un problema solo de Panamá,  

es una manifestación de una situación, ojo, no criminal, una situación, en la que la tecnología, y la economía globalizada, está presentando nuevos desafíos sobre la cuestión de evasión fiscal. ¿Cómo las sociedades, y los gobiernos, quieren responder? esa es la tarea. Debemos hacerlo en un ámbito multilateral, con mutuo respeto. Charlando con franqueza, poniendo todas las cartas sobre la mesa, y eso es precisamente lo que Panamá está haciendo, lo cual nos parece lo correcto.

¿Cree en cambiar las leyes o qué se debe hacer?

La postura de EU con respecto a este tema específico, que son las normas comunes de reporte en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, es que sería conveniente que Panamá suscriba esas normas y participe. El Presidente [Varela] ha dicho que están trabajando de manera bilateral para atender las solicitudes de información, y que para 2018 van a adoptar las normas. Este es un paso muy alentador, y es otra demostración del compromiso de este Gobierno.

Varios países del G20 han propuesto que este foro elabore una lista de países no colaboradores con la transparencia financiera. ¿Qué piensa de esto?

Vivimos en un mundo donde hay muchas listas. Y muchas veces las listas no deben ser tomadas como palabras del Señor. Sin embargo, son útiles en el sentido, especialmente, si salen de un grupo multilateral, de que representa el juicio en común de varios participantes. No puedo pronosticar nada en esto, y no pienso especular. Sí sé que hasta la fecha, y en los pocos meses que he estado aquí, he visto un Panamá que sí está luchando para transparentar su sector bancario.

¿Qué piensa del papel que jugó el ICIJ en este tema?

Como parte de nuestra política, apoyamos la libertad de expresión. Tenemos un buen dicho de Thomas Jefferson, uno de nuestros próceres. El dijo que si tuviera que escoger entre vivir en un país sin una prensa libre o sin partidos políticos, escogería vivir sin partidos, porque la información que fluye a la ciudadanía es la base de la democracia. EU apoya a muchos grupos en varias partes del mundo para que tengan acceso a información. En Panamá, ustedes tienen una prensa bastante libre. Gracias a Dios, no enfrentan las amenazas que existen en Colombia, en Honduras o en  

México, en donde participé en montar programas para la protección de periodistas. También tengo un motivo muy personal, mi hijo es  

periodista, y soy cliente de los medios, y como cliente, tengo un firme compromiso con la libertad de expresión.

¿Dónde trabaja su hijo?

En uno de los canales públicos de Nueva York. Creo que por haber nacido en una familia de mucho peregrinaje, de andar de país en país, le encanta narrar, contar, y eso es lo que está haciendo como periodista digital.

¿Qué piensa de la situación de los cubanos que están varados en Panamá en medio de su travesía para llegar a EU?

Reconocemos que este flujo migratorio tiene bastantes factores. La ley de ajuste a cubanos es uno, pero no es el único. En un país donde por casi medio siglo los ciudadanos no tenían la libertad para salir del país, donde no existen los mismos niveles de derechos humanos, o el respeto de los  

gobernantes hacia los gobernados en términos de sus libertades básicas, es entendible que muchos quieran salir. (...) El problema es que EU siempre ha promovido y trata de practicar e implementar sistemas migratorios ordenados, legales, y seguros. Y en el contexto actual, muchos, si no todos, están migrando no necesariamente de forma legal. Llegan a Ecuador, van en grupitos hacia el norte. No piensan quedarse aquí, y eso lo ha dicho el  

director general del Servicio Nacional de Migración [Javier Carrillo], entonces el trato humanitario que tanto Costa Rica como Panamá han tratado de ofrecerles ha sido loable, pero, lamentablemente, si no hay medidas para cortar el flujo, temo que esto va a continuar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rumbo a Rusia 2018 Estos serán los primeros amistosos para la Sele

El equipo panameño clasificó como el tercer mejor equipo de Concacaf.
LA PRENSA/Archivo-Roberto Cisneros

Sistema Penitenciario Identifican a los presos que causaron incendio en cárcel de David

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

liga americana Astros vencen a Yankees y pasan a Serie Mundial contra Dodgers

José Altuve es felicitado por sus compañeros. José Altuve es felicitado por sus compañeros.
José Altuve es felicitado por sus compañeros. AFP

El venezolano José Altuve volvió a vestirse de héroe y con su quinto jonrón de la postemporada llevó a los Astros de Houston a ...

concierto en texas Expresidentes estadounidenses recaudan fondos por los huracanes

Los exmandatarios Jimmy Carter, George H.W. Bush, su hijo George W. Bush, Bill Clinton y Barack Obama. Los exmandatarios Jimmy Carter, George H.W. Bush, su hijo George W. Bush, Bill Clinton y Barack Obama.
Los exmandatarios Jimmy Carter, George H.W. Bush, su hijo George W. Bush, Bill Clinton y Barack Obama. AP/LM Otero

Los cinco expresidentes aún vivos, de Estados Unidos, se presentaron juntos el sábado en un concierto para recaudar fondos en ...

Certamen en Nicaragua Panamá se estrena con victoria en torneo Sub-12

El equipo panameño conectó ocho imparables en su primer duelo. El equipo panameño conectó ocho imparables en su primer duelo.
El equipo panameño conectó ocho imparables en su primer duelo. CORTESÍA/Fedebeis

La selección de béisbol Sub-12 de Panamá empezó con el pie derecho su participación en el torneo Panamericano que se juega en ...