MILLONARIAS INVERSIONES EN EL PRESUPUESTO DE 2017

Asignan 9.3 millones de dólares para remodelar el Palacio de las Garzas

Asignan 9.3 millones de dólares para remodelar el Palacio de las Garzas
Asignan 9.3 millones de dólares para remodelar el Palacio de las Garzas


El ministro de la Presidencia, Álvaro Alemán, justificó la inversión millonaria que se hará en varios sitios del Palacio de las Garzas, porque se trata de un edificio viejo al que en los últimos períodos presidenciales no se le han hecho remodelaciones.

“Nosotros lo encontramos lamentablemente deteriorado en algunos aspectos, y sentimos que esa es una inversión que le va a quedar al país. Nosotros estamos ahí de manera transitoria...”, sostuvo Alemán. “Es la casa de todos los panameños”, agregó.

Dentro del presupuesto del Ministerio de la Presidencia para 2017, específicamente en el renglón de restauraciones y modernización de infraestructuras, hay una partida cuyo monto asciende a 9.3 millones de dólares.

LOS COSTOS

Las inversiones para 2017 incluyen, según el presupuesto, 2 millones de dólares para la restauración de la cocina presidencial.

1 millón 550 mil dólares para mejorar la Dirección Ejecutiva; otro millón de dólares para la restauración del propio Palacio Presidencial; 2 millones 500 mil dólares en trabajos que serán en oficinas administrativas, y 2 millones de dólares más para la rehabilitación del edificio de Archivos.

Hay otras inversiones menores de 100 mil dólares para el desarrollo y modernización de las comunicaciones; 350 mil dólares para la implementación de una sala para monitoreo y seguimiento estratégico; y 100 mil dólares para el mejoramiento y mantenimiento del equipo de cómputo.

LA COCINA

La cocina presidencial está ubicada en el tercer piso del palacio. Alemán explicó que la inversión que se realizará en la cocina obedece a razones de salud y espacio.

“Esa fue una solicitud de los propios empleados que trabajan en la cocina. La dirección administrativa se me acercó y se planteó el tema. Entonces se está adecuando para que pueda funcionar con más eficiencia...”, dijo. Dentro del edificio presidencial hay dos cocinas: la ya mencionada, y la que está contigua al salón Los Tamarindos o comedor principal, donde se prepara, entre otras cosas, comidas rápidas como café, té y emparedados.

Alemán también anunció que se contempla hacer algunas restauraciones en el salón Gaviota, conocido como el salón de Gabinete, el cual también se utiliza para reuniones de trabajo.

RESPETAR PATRIMONIO

Especialistas consultados advirtieron que las restauraciones o remodelaciones que se hagan dentro de la Presidencia deben cumplir con las normas de patrimonio histórico.

Por ejemplo, la historiadora Ana Elena Porras indicó que lo adecuado es que esas restauraciones se hagan bajo las normas de patrimonio histórico.

Porras destacó que se debe cumplir con la ley por la importancia histórica del edificio.

Señaló que “las áreas como el salón Amarillo y el comedor Los Tamarindos son las más delicadas, debido a las pinturas de Roberto Lewis y retratos de pintores de altísimo valor...” que hay en ellos.

Advirtió que “las oficinas, cocinas, salas de reuniones y área de la familia presidencial deben ser remodeladas según las necesidades de los tiempos, pero con la elegancia que requiere este importante edificio”.

SE CUMPLIRÁN LAS NORMAS HISTÓRICAS

Diana Coronado, directora de Asuntos Gubernamentales de la Presidencia, informó que toda remodelación dentro del Palacio de las Garzas debe guardar las normas de conservación y estilo del edificio.

Aunque aclaró que los trabajos aún no se están realizando, aseguró que se cumplirá con las normas que la ley exige en materia de conservación histórica.

La Presidencia de la República aún no ha decidido el tipo de licitación que hará para ejecutar los trabajos de restauración.

OTRAS REMODELACIONES

Durante su mandato, el presidente Martín Torrijos (2004-2009) acusó a su antecesora Mireya Moscoso (1999-2004) de dejar en total abandono el edificio, y por ello –dijo– le hizo importantes inversiones, por casi 13 millones de dólares, durante los años que duró su administración.

Luego, en 2009, el gobierno de Ricardo Martinelli Berrocal (2009-2014) también utilizó una partida de inversiones por 2 millones 940 mil dólares para hacer remodelaciones en el palacio.

Es decir, que en los últimos 10 años aproximadamente, los gobiernos, incluido el actual, han destinado 25 millones de dólares en reestructurar el edificio que alberga al presidente.

Ello sin contar las decenas de miles de dólares que se han gastado en decoración por Navidad u otras celebraciones.

El edificio original data de 1673, sin embargo, ha sufrido varias transformaciones desde entonces. Fue prácticamente destruido por un incendio en 1756 y, en 1922, el presidente Belisario Porras lo reconstruyó y convirtió en el Palacio Presidencial.