La genial colección de ‘versos chuecos’, de Daniel Samper Pizano

Daniel Samper se dedicó muchos años a buscar versos malos. Y los publicó. Versos chuevos es el nombre de la obra que, dijo, pronto llegará a Panamá. Pero mientras hace el viaje, Samper leyó algunos.

Dijo que cuando uno tiene 15 años, empieza por leer a Julio Flores, "un poeta horrible, colombiano, que le hacía versos a la madre, y yo creo que la madre murió de los versos que él le hacía...". Otros han hecho versos políticos como éstos: Estoy enfermo y me siento muy mal / Y lo que más me duele / Es dejar a mi madre / Y al gran Partido Liberal.

O este otro: De luto está, de luto está / La liberal bandera / Porque se ha muerto / El general Herrera. / Y como si eso no fuera bastante / Está muy mal /El general Bustamante.

Cuando fue asesinado el general Rafael Uribe Uribe, circuló esta estrofa luctuosa en Bogotá: Asesinos Galarza y Carvajal / Que mataiste brutalmente a Rafael /Si no hubierais hecho tal /Cómo estaría contento en el Senado él.

Algunos otros echaron mano a los versos para hacer publicidad: Mire bien este ataúd / Que puede ser para Ud.

El laico español José María Carulla hizo una versión en verso de la Biblia: Nuestro señor Jesucristo / Nació en un pesebre / Donde menos se espera, /Salta la liebre.

Y este otro: Entonces Cristo se fue / A la ciudad de Betulia / Como quien se va / A un café o a una tertulia.

Y terminó con la siguiente historia: Pedro Muñoz Seca fue un comediógrafo que vivió en un edificio en Madrid. Los hijos del portero del edificio –que había fallecido días antes– le dijeron que su madre también había muerto y que sería enterrada en la misma tumba de su esposo. Por ello le pidieron un epitafio para ponerlo a la tumba de ambos.

Don Pedro accedió, pero el epitafio debía ser aprobado por el obispo de Madrid. Don Pedro escribió: Fue tan grande su bondad, / Tanta laboriosidad y la virtud de los dos / Que están con seguridad / En el cielo junto a Dios.

La diócesis dijo que no, que solo Dios podía decidir si irían al cielo. Don Pedro escribió otro: Mueren muy junto los dos / El uno del otro en pos / Donde va siempre el que muere / Pero no están junto a Dios / Porque el obispo no quiere.

La diócesis se negó. Era una burla, contra el obispo dijeron. Don Pedro, escribió entonces el siguiente y final epitafio: Flotando sus almas van / Por el éter, débilmente / Sin saber qué es lo que harán, / Porque, desgraciadamente, / Ni Dios sabe dónde están.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Francia desplaza a España FIFA anuncia cabezas de serie del sorteo para Rusia 2018

El sorteo de los grupos para la Copa del Mundo se realizará el 1 de diciembre en Moscú, Rusia.
AFP/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

BASE MILITAR Muere piloto en un segundo accidente de un avión militar en cinco días en España

Este hecho ocurre apenas a cinco días de que un avión militar Eurofighter se estrellara a 300 kilómetros de Madrid. Este hecho ocurre apenas a cinco días de que un avión militar Eurofighter se estrellara a 300 kilómetros de Madrid.
Este hecho ocurre apenas a cinco días de que un avión militar Eurofighter se estrellara a 300 kilómetros de Madrid. Tomado de @okdiario

Un caza F18 se estrelló este martes 17 de octubre al despegar de una base militar cerca de Madrid, matando a su piloto, ...

Mundo Protestas en Cataluña contra el encarcelamiento de líderes independentistas

La gente empezó a congregarse el martes por la mañana para una nueva ronda de manifestaciones en Barcelona. La gente empezó a congregarse el martes por la mañana para una nueva ronda de manifestaciones en Barcelona.
La gente empezó a congregarse el martes por la mañana para una nueva ronda de manifestaciones en Barcelona. AFP

Cataluña vivía este martes una jornada de protestas por el encarcelamiento de dos influyentes líderes independentistas ...