SOLICITAN INTERVENCIóN DE AUTORIDADES

Comunidad de Macaracas pide salvar la reserva forestal Buena Vista

Comunidad de Macaracas pide salvar la reserva forestal Buena Vista
Hay preocupación por que la reserva no recibe el mantenimiento adecuado.

Miembros de la sociedad civil, en el distrito de Macaracas, solicitaron al pleno del Consejo Municipal de esa comuna, tratar el tema de la reserva forestal Buena Vista, la cual está abandonada.

La información la confirmó el ambientalista Domingo Vega, quien informó que han dirigido una nota al Consejo solicitando la presencia de las instituciones que tienen que ver con la protección de esta área de 107 hectáreas, ubicada en Buena Vista de Mogollón, distrito de Macaracas.

El Banco de Desarrollo Agropecuario (BDA) mediante la Resolución Especial No 16-2013 del 3 de diciembre de 2013, aprobó establecer la reserva forestal.

“Para nosotros es muy preocupante que desde el 2013, que fue establecida la reserva, los esfuerzos por darle la importancia han sido en vano y más cuando aún no está en las propiedades del Ministerio de Ambiente, que es la entidad que tiene que ver con este tema”, expresó Vega.

“Adicional, hace una semana tuvimos comunicación vía telefónica con uno de los propietarios de finca colindantes con la reserva, quien nos expresó la preocupación, porque la cerca está en parte caída y las cunetas cubiertas de herbazal”, comentó.

“Tenemos que darle el valor que esta área se merece, porque es allí donde nace el río Cacao. En este cauce está una de las tomas de la planta potabilizadora del pueblo de Macaracas cabecera y es donde se colocará la galería de filtración, para la nueva toma del acueducto de Los Higos”.

En los dos últimos veranos, el río Estivaná entre marzo y abril se ha secado por tramos y ha sido el río Cacao, que nace en esta reserva, el que ha sostenido en parte el agua potable de Macaracas.

“Tenemos contactos con organizaciones que desean hacer estudios de especies en esta zona, pero por esta situación ni siquiera nos atrevemos a invitarlos. Contamos con un informe que detalla la riqueza de especies entre flora y fauna en su mayoría en peligro de extinción que han sido identificadas”.

Según el documento, aunque aún existen algunas especies propias de la zona, como gavilán aludo, perico carisucio, casanga, búhos, golondrinas y palomas, el resto de la fauna está siendo amenazada por la cacería furtiva.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL