INFORME

Confirman afectaciones por lluvias irregulares en varias áreas de Azuero

Confirman afectaciones por lluvias irregulares en varias áreas de Azuero
Las sandías se ven con buen color, pero cuando las prueban tienen un sabor agrio.

Informes de agricultores de diferentes áreas de la provincia de Los Santos confirman pozos subterráneos y quebradas de fincas ganaderas sin agua, y cultivos afectados por la falta de lluvia, durante el primer trimestre del actual invierno en la zona.

Damián Rodríguez, productor de sandía del corregimiento de LasGuabas,  dijo que por esta situación más de 3 mil 500 sandías se perdieron por el alto sabor ácido, por lo que bajó su valor comercial y no hubo quien las comprará.

Detalló que en dos hectáreas que sembró de este fruto, con un costo de producción de 3 mil dólares cada una, solo cosechó 50 quintales. Perdió un poco más de 3 mil 500 sandías.

"Las sandías las abren y se ven coloraditas, pero cuando las prueban tienen un sabor agrio, debido a los intensos calores e irregulares lluvias en las últimas semanas", dijo.

Otra región donde hay afectaciones por la poca lluvia es la cuenca baja del Canajagua hacia la costa del Arco de Azuero, de la provincia de Los Santos. Allí solo ha caído un 25% de precipitaciones, de acuerdo al registro oficial el pluviómetro ubicado en Albina Grande, distrito de Guararé.

Los datos recopilados en este aparato revelan que en los últimos tres meses de 2019 ha registrado: en mayo 45 milímetros, junio 100 milímetros y julio 93.

Estos registros suman un total 238 milímetros, solo un 25% de lluvias, muy por debajo. Lo normal deben ser mil milímetros de agua, que representan la cantidad de lluvias para tener buena cosecha de maíz, almacenamiento de agua en los reservorios y la recuperación de la vegetación nativa de esta región costera las quebradas, los ríos y los pozos subterráneos, destaca el informe. 

Manuel Falcon, quien lleva el registro del mencionado aparato de medir las lluvias, dijo que son muy pocas las precipitaciones en este trimestre y el panorama es muy preocupante porque hay sectores que en lo que va de agosto no a caído una gota de lluvia.

Dijo que la situación se torna más critica en la zona costera de Albina Grande, Espinal y La Enea. Allí ningún hoyo ha almacenado agua y los abrevaderos están secos y se continúa llevando agua en cisternas.

Otro fenómeno: se han registrado varios ciclos de sequías en lo que va del invierno y ha proliferado el ataque de langosta y las plantas nativas de la zona se están secando.

 

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL