DESERTIFICACIóN EN LA REGIóN

Informe confirma la explotación intensiva de los recursos hídricos subterráneos en Azuero

Informe confirma la explotación intensiva de los recursos hídricos subterráneos en Azuero
La degradación de suelos se ve agravada por las prácticas inadecuadas de manejo.

La reducción de caudales de los principales ríos de la región de Azuero ha provocado una explotación intensiva e incontrolada de los recursos hídricos subterráneos.

Según un informe del Consejo Nacional para el Desarrollo Sostenible, se desconoce la disponibilidad de los recursos hídricos y sus tasas de extracción, por consiguiente avance el proceso de desertificación en la región.

Para las áreas de pastoreo, la disponibilidad de agua para su uso en actividades agropecuarias, industriales y domésticas ha provocado una explotación intensiva e incontrolada de los recursos hídricos subterráneos.

La degradación de suelos se ve agravada por las prácticas inadecuadas de manejo y uso de los suelos (tala de bosques, quemas, sobrepastoreo, cultivos en suelos no aptos y los procesos erosivos).

Como resultado de esa situación se tiene la degradación de suelos en la región, el arrastre de sedimentos hacia los ríos y los crecientes procesos de aterramiento y saturación de casi todas las quebradas y los ríos de la vertiente del Pacífico.

Por consiguiente,  perjuicios para los equipos de potabilización, hidroeléctricas, sistemas de riego y drenaje, con repercusiones sobre el ecosistema marino. Así mismo, la aplicación de prácticas agropecuarias inadecuadas.

Recientemente el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales confirmó que la sedimentación del río La Villa, que se está filtrando en las bombas de succión de la potabilizadora Rufina Alfaro, está dejando daños en los sistemas del equipo de bombeo de la mencionada planta, que abastece a más de 45 mil azuerenses de agua potable.

Consultado sobre el tema, Abilio Barrios, director del Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales en Los Santos, informó que la erosión está rellenado el lecho del río en el área de la toma, lo que permite que el sedimento entre donde están los equipos de bombeo instalados.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL