Radar Deportivo Radar Deportivo

12 nov Peloteros que han fallecido en accidentes aéreos

Halladay es elegible para el Salón de la Fama de 2019.

Clemente y Munson son algunos de ellos.

Temas:

Roy Halladay, fallece en un accidente aéreo, confirma la policía Roy Halladay, fallece en un accidente aéreo, confirma la policía
Roy Halladay, fallece en un accidente aéreo, confirma la policía AP

Los peloteros elegidos para el Salón de la Fama de las Grandes Ligas serán anunciados el próximo 24 de enero, pero seguro que en esa lista no estará Roy Halladay, recién fallecido en un accidente aéreo. Él es elegible para 2019, junto a Mariano Rivera y Andy Pettitte.

El ganador de dos premios Cy Young, que lanzó un juego perfecto y un no-hitter en los playoffs con los Filis de Filadelfia, falleció cuando su avión se estrelló. Tenía 40 años.

Sus números acumulados a lo largo de las 16 temporadas en las mayores con Toronto (1998-2009) y Filadelfia (2010-13) son impresionantes y de seguro será un duro rival para que el panameño Mariano Rivera obtenga el 100% de los votos de los escritores de béisbol estadounidense.

Halladay dejó de jugar en 2013 y no clasifica por los cinco años que exige el reglamento, que advierte que en caso de muerte será elegible seis meses después de su muerte. La clase de 2018 será revelada el 24 de enero y exaltados el 29 de julio.

El ganador del Cy Young de ambas ligas, Americana y Nacional, se une a una lista de pocos peloteros que han fallecido en accidentes aéreos. Algunos  se podrán escapar de mi mente, así que si recuerda otro, lo anexa a los comentarios de la nota.

La tragedia de Halladay ocurrió el pasado martes cerca de la costa de Florida. La noticia conmocionó las redes sociales y a los equipos con los que jugó en las Grandes Ligas. Uno de sus excompañeros, el panameño Carlos Ruiz, agente libre en la actualidad, dijo estar "devastado" por la información. Ambos hicieron mancuerna cuando Halladay realizó sus hazañas.

Halladay lanzó un juego perfecto en 2010, y en esa misma campaña logró apenas el segundo sin hit que se haya registrado en los playoffs en la historia.  Este martes en el Spectrum Field, la casa de los Filis de Filadelfia, le rendirán un homenaje.

La muerte que más recuerdo es la ocurrida el 31 de diciembre de 1972, cuando el puertorriqueño Roberto Clemente, que en ese entonces jugaba para los Piratas, falleció en un accidente aéreo. Clemente partió de las isla del encanto, llevando ayuda para damnificados del terremoto en Nicaragua de ese mismo año.

El cuerpo del Salón de la Fama de 1973 no se recuperó y según versiones el accidente ocurrió después que despegó la aeronave, posiblemente por el exceso de carga que llevaba.

A Clemente se le recuerda por su don de gente y el mismo año que entró al Salón de la Fama se creó el premio que lleva su nombre. Se le entrega a los peloteros que demuestran ese sentido humanitario con la comunidad.

Otro de los peloteros que murió en un accidente aéreo fue  Thurman Munson, el 2 de agosto de 1979. El receptor de los Yankees se estrelló cerca del aeropuerto Akron-Canton, en Ohio, en ese momento tenía 32 años de edad.

De su muerte se recuerda que estaba practicando otra de sus pasiones y en esa ocasión hacía despegues y aterrizajes. Era el símbolo de esa generación de unos Bombarderos del Bronx que, allí mismo, comenzaban una debacle. Munson era un gordito bigotón, un yankee auténtico, lo describen cronistas de béisbol.

Era uno de los favoritos de la afición y sus artículos deportivos se vendieron muy bien. Recuerdo que entre mis implementos deportivos tenía un bate con su nombre.

El receptor jugó 11 temporadas en las Grandes Ligas, todas con los Yankees  y fue seleccionado siete veces al Juego de las Estrellas. Jugó en tres Series Mundiales.

Más recientemente se reporta otra baja para los Yankees, se trata esta vez del lanzador Cory Lidle, quien muere cuando su avioneta se estrella contra un edificio de apartamentos en Manhattan el 11 de octubre de 2006.

Lidle, de 34 años, había obtenido su licencia de piloto ese mismo año. Su instructor de vuelo perece también en la tragedia, y la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte indica que no puede determinarse quién operaba el avión en el momento del accidente, reportan medios internacionales.

El accidente ocurre cuatro días después de que Nueva York cayera en los playoffs de la Liga Americana.

Por último, en 1968, muere el venezolano Isaías Chávez, de 22 años de edad, joven promesa de San Francisco.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.