Radar Deportivo Radar Deportivo

28 ago La Supercopa de Barcelona

Temas:

Gracias a Víctor Valdés el Barcelona puede seguir hoy celebrando su cuarto título de la Supercopa en cinco años en la Liga Española de Fútbol.  Su juego ante el Atlético Madrid lució complicado, pese a tener supuestamente a los dos mejores jugadores del planeta.

Messi y Neymar fueron marcados de principio a fin y a eso se debe a que no brillaran como usualmente lo hacen. Hay que darle crédito al Atlético que supo aguantar la enorme presión azulgrana y salir del Camp Nou con un empate sin goles.

La actuación, de supuestamente el mejor club del planeta es para meditar, con la complicidad del árbitro Fernández Borbalán para darle ventaja numérica en el campo por la expulsión del lateral visitante Filipe Luis por una pelea con Dani Alves.

La marca de los jugadores del Atlético Madrid se hizo sentir durante todo el partido.  Ojalá no se olviden de jugar así, para que la liga española no sea de dos equipos (Barcelona y Real Madrid).

Si tendríamos que evaluar en una escala de 1-10 a los jugadores del Barcelona, el portero Víctor Valdés tendría un ocho, simplemente fue la figura del partido, sus pocas atajadas salvaron al Barcelona.

Luego tendría que mencionar a Piqué, corrió más que nunca tratando de cerrar a los delanteros de un Atlético, que tuvo una posesión de balón de solo 23%.  También me quedo con la actuación de Mascherano, como siempre hizo su aporte.

Neymar y Messi  lo intentaron, ambos hicieron un gran esfuerzo por recuperar balones, detener jugadas, pero estuvieron muy presionados, creo que hoy no fue día, al punto que Messi falló un gol de penal.

"Lamentamos no ser más precisos en el final de jugada. Estos partidos necesitan de concretar estas ocasiones. El portero fue figura", dijo el técnico del Atlético de Madrid Diego Simeone.

Barcelona sacó ventaja de su empate 1-1 como visitante, para llevarse la corona en el marcador global.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.