SALUD PÚBLICA

Alarma por aumento del Sida

Alarma por aumento del Sida
Alarma por aumento del Sida

Una epidemia del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida) se registra en Panamá, ya que en los últimos dos años se ha duplicado la cantidad de personas que acuden, por primera vez, a las salas de infectología del Hospital Santo Tomás (HST) y del Complejo Arnulfo Arias Madrid de la Caja de Seguro Social (CSS).

La situación es compleja, pues antes ambas entidades reportaban 50 casos nuevos por mes. Ahora son 100 los que se incorporan a las terapias antirretrovirales y su mayoría, en estado de sida.

La Fundación Pro Bienestar y Dignidad de las personas afectadas por el VIH/sida (Probidsida) estima que Panamá está “lejos de disminuir los casos, porque están aumentando catastróficamente”.

Orlando Quintero, director de Probidsida, afirmó que el personal que brinda atención en las salas de infectología no se da abasto por la cantidad de casos que se reportan todos los meses.

Datos del Ministerio de Salud (Minsa) dan cuenta que, en Panamá, desde que se detectó el virus en 1984, se han diagnosticado a 21 mil personas, de las cuales, 16 mil están en etapa sida.

SALAS SATURADAS

La situación es crítica. Médicos del HST señalaron que la sala de infectología tiene todas las camas ocupadas y hay 18 pacientes hospitalizados a la espera de ser trasladados a esta zona especial.

En tanto, en la clínica de Terapia Antirretroviral del Complejo los casos nuevos van en aumento, lo que inquieta a los infectólogos porque la mayoría son jóvenes.

SOCIEDAD NO REACCIONA

Quintero advirtió de que “los panameños no están realizando nada contra el avance de la epidemia del VIH/sida”.

“Hay que tomar conciencia de que existe el virus, que es causante de una infección de transmisión sexual y responsable de unas 440 muertes por año”, destacó.

Incluso, manifestó que el consumo de bebidas alcohólicas juega un papel en las relaciones sexuales, embarazos no deseados, pérdidas de las relaciones de pareja y hasta infecciones de transmisión sexual, como el VIH.

El director del Programa Nacional de ITS, VIH y Sida del Minsa, Aurelio Núñez, destacó que es una realidad la epidemia que vive el país, por lo que se hacen campañas de prevención y se aplican estrategias para evitar que se propague.

Para Núñez, lo más inquietante es que se estima que hay 16 mil personas que viven con VIH y no lo saben.

Pero otras van en forma tardía a recibir atención por que tienen miedo a la discriminación de la familia, de los amigos y en el trabajo.

Núñez expresó que hay que hacer una labor de base, es decir, con el diagnóstico temprano del virus para que las personas no lleguen a etapa sida.

INFECTÓLOGOS INQUIETOS

Dora Estripeaut, infectóloga pediatra y representante de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de Panamá, explicó que de las 100 personas que ingresan nuevas a la terapia hay muchas en etapa sida, porque son diagnosticadas de manera tardía.

Destacó que el mayor número de casos nuevos está entre la población productiva, es decir, los 25 a los 35 años de edad.

EPIDEMIA CONCENTRADA

Informes del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (Onusida) dan cuenta de que Panamá se caracteriza por tener una epidemia concentrada en las zonas urbanas, pero en los últimos años se observa una dinámica expansiva a áreas rurales.

Asimismo, los datos apuntan a una concentración de la epidemia en grupos específicos de trabajadores/as sexuales, hombres que tienen sexo con hombres y población transgénero.

Edición Impresa